"The forgotten graves in the general cemetery of the canton Las Isletas"

Covid-19 forced families to abandon the graves of the deceased. Photo: Courtesy.
Por Reynaldo Barraza

The Savior – The 2 November as a Salvadoran tradition, many people came to flower or visit the graves at the cemeteries of their loved ones who have already passed away, but in recent years it has been different, the gravestones of the cemeteries are "forgotten", they look lonely and deteriorated.

One of the few visitors, fue Josefina Pérez, quien se encontraba enflorando a su querido esposo, explained that: “me siento triste al ver las tumbas desoladas, sin que nadie les de un cuido y sin que nadie se preocupe por
ellas”, así recalcó Josefina y dijo que nunca dejaría de recordar a sus seres queridos y es por eso que cada 2 de noviembre acude al cementerio general de Las Isletas.

Para muchos salvadoreños, es doloroso ver las tumbas “olvidadas” por esos familiares que cuando las personas estaban en vida las querían mucho, las apreciaban e incluso no querían que fallecieran, pero ahora que lamentablemente ya no están pasan a ser unas “tumbas olvidadas”.