Creativity flourishes amid pandemic

By Deysi Dominguez

La fase de cuarentena ha dejado claro que para un artista, el límite y las barreras no existen. Vemos en las redes sociales constantes manifestaciones de las obras creadas por jóvenes en todas partes del mundo. El Salvador no fue la excepción.

Odir Domínguez, originario del municipio Puerto de La Libertad, en la zona costera de El Salvador, puso a volar su imaginación y creatividad durante estos días de cuarentena en su casa. El reside en un área alta, call “La Antena”, que le permitió apreciar el hermoso panorama de la costa y parte de la ciudad, incluyendo el emblemático muelle artesanal.

Y fue precisamente ese muelle artesanal, el modelo de su nueva creaciónuna figura a escala”.

Odir se dedica a reciclar material de aluminio y otros artículos, por lo que utilizó esos elementos y elaboró una maqueta que representa el muelle artesanal. La obra mide 83 centimeters. “Estoy tratando de evitar caer en ansiedad, esto me ha ayudado mucho a hacer algo provechoso en este periodo que no ha sido fácil para nadie”, dice el artista.

Como Odir, miles de jóvenes se concentran hoy en día en nuevas creaciones. Undoubtedly, al salir de esta cuarentena y que se abra la puerta, muchos demostrarán que hasta en los peores momentos el ser humano es capaz de tener un alma creadora.