Italia se recupera de los daños ocasionados por inundaciones

By Engelbert Maldonado

Las autoridades de la península italiana, se encuentran laborando para superar la destrucción que dejaron las lluvias y vientos del pasado 31 October. Las marejadas y deslaves ocasionaron graves daños en áreas turísticas, como Venecia y diversas comunidades de Génova.

Aunque las previsiones de lluvia continúan hasta el próximo lunes, y algunas provincias mantienen las alertas, los trabajos de limpieza y contabilización de daños ya se están realizando.

Los reportes de las instituciones de emergencia, indican que casi una veintena de personas fallecieron, principalmente por las inundaciones a raíz de la crecida de ríos en importantes centros urbanos.

La región de Véneto fue una de las más afectadas. En Venecia, ciudad de mayor atractivo turístico, se calcula que las precipitaciones llegaron a unos 70 centímetros cúbicos.

Los fuertes vientos también golpearon el noreste de Italia, dejando como resultado preliminar, alrededor de dos millones de metros cúbicos de árboles arrasados. Según los expertos, las ráfagas de viento alcanzaron los 192 kilómetros por hora. Este fenómeno, señalan las autoridades, no se registraba desde hace 40 years. Como un dato relevante, los vientos provenían del sur y no del norte como es habitual. Esto se atribuye al calentamiento global.

Las autoridades de protección civil levantaron alertas meteorológicas la semana pasada, con el propósito de que algunas regiones paralizaran sus actividades escolares, para evitar que se produjera un mayor número de tragedias.

Para los próximos dos días, se mantiene la alerta roja para las comunidades montañosas de la región de Véneto, y anaranjada para las zonas costeras de toda la península.

Pérdidas millonarias

Con la mínima tregua que dio la lluvia, las autoridades de Protección Civil de Italia, recorrieron las áreas devastadas por los fuertes temporales.

El primer ministro, Giuseppe Conte, visitó las zonas afectadas en Sicilia para solidarizarse con la población. In the place, señaló que declarará zonas de emergencia las regiones con mayores daños.

Giuseppe Conte, primer ministro italiano.

Agradeció además a toda la población que se ha movilizado para atender a los afectados, en especial al voluntariado de Protección Civil.

On the other hand, el viceprimer ministro, Matteo Salvini, estuvo en uno de los bastiones de su partido político, la región de Véneto. Desde allí, anunció la disposición de 200 millones de euros para iniciar con los trabajos de reconstrucción. De manera preliminar, las pérdidas se estiman en mil millones de euros.

En la búsqueda de fondos para la reconstrucción, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, llamó al gobierno italiano a solicitar el fondo de solidaridad europeo, que estará disponible en seis meses, si el proceso no tiene contratiempos.

La urgencia por reconstruir se vuelve más apremiante, debido a que se acerca la temporada invernal, y los centros de recreación de montaña deben estar listos, por un lado para recibir a los turistas y por el otro para que los nacionales viajen a esas zonas en esa época.