They investigate alleged abuses against immigrant women in a detention center in Georgia

photo courtesy.
Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Autoridades investigan la supuesta negligencia en la atención médica, and mistreatment of immigrants detained at the Irwin County Detention Center, ICDC en Georgia, U.S, according to a document from the Project South organization that collects statements from a former nurse who worked in the entity.

Las quejas contra el centro incluyen prácticas laborales inseguras y ausencia de protección adecuada contra COVID-19 para inmigrantes detenidos y empleados por igual, de acuerdo a las denuncias que recogen el testimonio de la enfermera Dawn Wooten, quien figura como testigo protegido en el caso.

Wooten además alertó sobre la situación de varias mujeres inmigrantes procedentes de distintos países sometidas a presuntas histerectomías sin solicitarlas, un procedimiento quirúrgico para la extirpación del útero, refiere el documento.

La denuncia fue presentada a nombre de los inmigrantes detenidos en el Centro de Detención del Condado de Irwin; acompañada por la declaración de Dawn Wooten, una enfermera en práctica con licencia empleada por ICDC, representada por el Proyecto de Responsabilidad del Gobierno y el Proyecto Sur.

La queja, así como la declaración adjunta de Wooten (que se incorpora como referencia) documentan relatos recientes de la supuesta negligencia médica, incluida la negativa a realizar pruebas de COVID-19 a inmigrantes detenidos que han estado expuestos al virus y son sintomáticos.

El documento además habla de acciones peligrosas e imprudentes tomadas por la gerencia de ICDC, como permitir que los empleados trabajen mientras están sintomáticos esperando los resultados de la prueba de COVID-19 y ocultar información a los empleados e inmigrantes detenidos sobre quién dio positivo por COVID-19.

Agrega que durante años, los inmigrantes detenidos en ICDC han denunciado abusos a los derechos humanos, incluida la falta de atención médica y de salud mental, violaciones del debido proceso, condiciones de vida insalubres y más, como se informa en el informe de 2017 de Project South tituladoJusticia encarcelada”.

La oficina de Inmigración y Aduanas, ICE (for its acronym in English), asegura en un comunicado que estas acusaciones serán completamente investigadas por una oficina independiente.

“Las decisiones de atención médica concernientes a los detenidos las toma el personal médico, no el personal encargado de hacer cumplir la ley. Los detenidos tienen derecho al consentimiento informado, y un procedimiento médico como una histerectomía, nunca se realizaría en contra de la voluntad de un detenido”, asegura el comunicado.