The United States has more questions than answers to the proposal to reopen the country

Protestas a favor del presidente Trump, en Michigan.

By Maria T. Morales, Houston, Texas

Estados Unidos comenzará la ultima semana de abril, with more questions than answers about the process of transition from quarantine to the opening of economic activities throughout the American Union.

Given the situation, people need to be well informed, ya que es posible que muchas de las reglas establecidas previo y durante la cuarentena cambie un poco.

Salir o no salir. Ir a la tienda o solicitar entrega a domicilio. Solicitar, cancelar o posponer una cita medica, llevar a los ninos al parque o a sus actividades extra curriculares. Estas y otras interrogantes aun no tienen respuesta a pesar de toda la información acerca del COVID19 que circula.

Algunas reglas cambiaron, otras se mantienen y otras más, serán mas rígidas. En Texas, no exigía tapabocas, but from the 24 of April, el uso de estas será obligatorio. Y así otras ciudades como San Francisco y Washington DC, exigen el uso de mascarillas.

Aunque en algunos estados, las autoridades suavizaron las medidas impuestas en marzo, la mayoría de gobernadores prefiere mantenerlas, con el fin de minimizar el impacto de la pandemia que ya cobró 40,400 vidas y más de 775, 000 contagiados en todo el país.

La buena noticia entre las cifras, es que más de 70,000 personas ganaron la batalla al coronavirus.

El presidente Donald Trump parece estar en contra de la cuarentena. A través de su cuenta de Twiter exigió “liberar” a estados como Michigan, Minnesota y Virginia, para presionar a los gobernadores a levantar la medida. But nevertheless, la cuarentena es una de las acciones más efectivas para frenar el impacto de la enfermedad, según señalaron los expertos.

Las respuestas a los “twits presidenciales” se hicieron llegar pronto. Los que apoyan al presidente organizaron protestas en ciudades de Virginia, Ohio y otros estados. Ciudadanos armados, en algunos casos, exigieron el levantamiento de la cuarentena.

Después de la agitación, Trump dijo que los gobernadores tienen la última palabra y serán ellos, en cada estado, los que decidirán si abrir la economía o no y esto dependerá de la situación de cada uno en particular.

Enfrentamiento con gobernadores

Las pruebas que se aplican en el país del Covid-19 son otro tema en conflicto. El presidente dijo que es responsabilidad de los gobernadores; but nevertheless, varios gobernadores, entre ellos Andrew Cuomo, de Nueva York, recalcan que esto no es posible sin el apoyo del Ejecutivo.

Desde el inicio de la crisis, Trump mantiene marcados desacuerdos con gobernadores, incluso de su mismo partido. La mayoría de estos expresa que es más importante la salud de los residentes que las presiones por reabrir las actividades económicas en el país.

“Se que hay muchos negocios y personas que se están viendo afectadas, pero la verdad es que es mejor mantener los seis pies de distancia que estar 6 pies bajo tierra”, dijo Gretchen Whitmer, gobernadora demócrata, de Michigan, uno de los estados donde los pro Trump realizaron protestas el fin de semana.

Además de Michigan, tambien en Kentucky, Utah, Wyoming, Ohio, Carolina del Norte y Texas, se registraron protestas.

Algunas autoridades y expertos en el tema de salud, señalan que un punto en contra para retomar la vida normal en el país, es la falta de pruebas de detección del virus. Algunos gobernadores expresaron el temor a un contagio mayor, se reabren las actividades, pues los pacientes asintomáticos representan un riesgo mayor.

Estados Unidos realizó hasta hoy 4.8 millones de pruebas, cifra que para expertos en salud, no es suficiente; as, esta debería ser aplicada tres veces más antes de abrir el país, en relación a la población total estadounidense de 320.2 millions of inhabitants.

Aplicaran o no la prueba de detección del COVID19 antes de volver al trabajo?, debe usar mascarilla y guantes para salir de casa?, “puede correr, usar bicicleta en el parque o solo caminar?, las preguntas parecen ser más.