The United States will resume the asylum process for migrants stranded at the border with Mexico

Photo Voice of the Diaspora / Courtesy.

Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Estados Unidos confirmó el viernes que retomará con primacía la situación de miles de migrantes que han solicitado asilo bajo el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP por su sigla en inglés) que permanecen varados en la frontera con México, informó la asistente especial del presidente, Joe Biden y Coordinadora para la Frontera Sur, Roberta Jacobson.

La diplomática aseguró que como parte del programa se hará un trabajo conjunto para atender con “prioridad” a más o menos 25 mil casos de MPP que llevan meses en territorio mexicano a la espera de que sus casos sean procesados, entre los que se encuentran ciudadanos de Honduras, Guatemala, y en menor proporción de El Salvador.

“La verdad es que estamos empezando en esta fase 1, la primera etapa con personas que todavía tienen un caso pendiente, porque esos son lo que podemos procesar más rápido, sin más investigación, y queremos mandar esperanza a los demás. Lo que sigue después en otras fases del programa tenemos que todavía trabajar”, aseguró la funcionaria estadounidense.

Photo Voice of the Diaspora / Courtesy.

En ese contexto dijo que el interés del nuevo mandatario Joe Biden es cambiar el sistema de manera que “se mueva mucho más rápido” que en el pasado.

“…es una vergüenza nacional que haya tomado tanto tiempo nuestro sistema de asilo y la verdad es que es por eso que la gente, desesperada de entrar, ha cruzado la frontera de manera irregular”, afirmó Jacobson durante una conferencia telefónica.

On the other hand, ante la posibilidad de nuevas caravanas, Jacobson dijo que se requiere apoyo conjunto para que el mensaje que llegue a los migrantes sea que “espere en su país o, si está en México ahoraespere allá hasta que se pueda averiguar si tienen un caso pendiente y que se puede formar parte de ese programa…” para evitar que se arriesguen de viajar indocumentados.

“Pero la cosa importante es que no escuchen a traficantes y criminales que van a decir que la frontera está abierta porque no es así”, he added.

Photo Voice of the Diaspora / Courtesy.

Jacobson explicó que la prioridad para atender los casos va a depender de varios criterios incluyendo empezar con la gente que lleva más tiempo inscrita en el MPP, y la condición de vulnerabilidad.

Por otro lado la funcionaria estadounidense reconoció que la pandemia ha complicado la capacidad de Estados Unidos para responder a la situación migratoria, ya que en el caso de las agencias que resguardan a los migrantes que cruzan o son encontrados en la frontera no pueden llenar sus edificios por el riesgo de contagio.

“…necesitamos el apoyo de las comunidades para esos migrantes cuando entran en los Estados Unidos y la cosa más importante es asegurar que estamos protegiendo la salud pública…”, explicó.

On the other hand, todas las personas que han pedido asilo bajo el programa el MPP serán sometidos a pruebas para detectar COVID-19, y quienes resulten positivos, serán separados para que cumplan una cuarentena antes de cruzar la frontera.

Aclaro que resultar positivo “…no significa que pierde su oportunidad sino que necesita esperar quizás el período de cuarentena y después tienen una cita”, he added.