The United States reiterates concern about the impact of corruption in Latin America

Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, incluyó entre los desafíos la corrupción persistente en Venezuela, la crisis política en Nicaragua, y el Estado de derecho y las instituciones democráticas en El Salvador y Guatemala.

By Milagro Orellana

Estados Unidos reiteró su preocupación por los altos niveles de corrupción en América Latina, y los crecientes desafíos que enfrenta para encarar el problema, que impacta de forma directa la democracia, human rights, y debilita la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, según altos funcionarios del Departamento de Estado.

El Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols incluyó entre los desafíos la corrupción persistente en Venezuela, la crisis política en Nicaragua, y el Estado de derecho y las instituciones democráticas en El Salvador y Guatemala.

En contrapeso citó a Honduras, que si bien enfrenta “desafíos inmensos tenemos la esperanza de que la Presidenta electa -Xiomara- Castro genere cambios que favorezcan una gobernabilidad más transparente y un Estado de derecho más fuerte…”, he explained.

El actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, cuyo gobierno se vio empañado tras ser relacionado con presuntos casos de corrupción y vínculos con el narcotráfico dejará el poder a principios de 2022, y dará paso a la administración de Castro, la primera mujer en tomar las riendo del país centroamericano.

Con esos cambios, EU espera que la nueva gobernante trabaje en el establecimiento de una coalición con respaldo internacional para combatir la corrupción, agregó Nichols.

Nichols habló durante una conferencia telefónica junto al Subsecretario de Estado de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, Todd Robinson, solo días después de la Cumbre por la Democracia impulsada por el presidente Joe Biden, cuyo tema principal fue la lucha contra la corrupción.

El Subsecretario de Estado de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, Todd Robinson dijo que desde el inicio de su administración, Biden tomó como prioridad de seguridad nacional la lucha contra la corrupción, tras reconocer la capacidad que puede tener para debilitar la democracia.

Recordó que el equipo de seguridad nacional trabaja en establecer una estrategia integral que en efecto mejore la capacidad de Estados Unidos para prevenir la corrupción, combatir de manera eficaz las finanzas ilícitas, hacer responsables a los actores corruptos, y fortalecer la capacidad de los activistas, investigadores y periodistas.

Meanwhile, Nichols recordó que en respuesta a la corrupción, EU emplea herramientas para promover la rendición de cuentas, mientras que la vicepresidenta Kamala Harris anunció la formación de un equipo de trabajo enfocado en la región norte de América Central.

Nowadays, cuenta con una línea pública de denuncia activa que facilita las investigaciones de un equipo del Departamento de Justicia especializado en combatir los actos de soborno transnacional, la cleptocracia y el narcotráfico que tienen un nexo con Estados Unidos.

Sumado a eso más de 60 personas fueron incluidas a la lista de actores corruptos y antidemocráticos, una herramienta contra la corrupción diseñada para América Central por el Congreso de los Estados Unidos en 2020, aseguró Nichols.

Ambos funcionarios coincidieron en que la corrupción y los ataques a la democracia están en ascenso en algunos países, incluida Centroamérica, lo que hace cada vez más necesario reforzar la lucha por una mejor transparencia, y fortalecer la democracia.

Altibajos en América Central

Sobre Nicaragua Todd Robinson dijo que la situación “es sumamente preocupante” tras las elecciones presidenciales que mantienen en el poder a Daniel Ortega.

En ese contexto recordó que ante la magnitud del problema hubo que establecer sanciones contra oficiales del gobierno, además de las resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OAS) que condenan “las acciones antidemocráticas e ilegales” por parte de los gobernantes.

Recordó que la prioridad de EU es la liberación de los presos políticos en Nicaragua, para lo cual se requieren alianzas globales entre países y organismos como la OEA, lo que también permitirá mantener una cohesión para que Nicaragua retome el camino de la democracia.

En el caso de El Salvador Nichols citó que varios funcionarios fueron sancionados luego que investigaciones del Departamento de Justicia y otras organizaciones revelaron negociaciones ocultas entre oficiales del gobierno, y la “organización criminal MS13” conocido como Mara Salvatrucha.

“Nosotros estamos sumamente preocupados por la acción de esas personas que perjudicaron al pueblo salvadoreño y a la comunidad internacional, why, como todos ustedes saben, la Mara Salvatrucha tiene nexos internacionales”, he explained.

Sobre Venezuela Robinson explicó que mantendrán las alianzas para frenar el narcotráfico desde el país suramericano no solo hacia EU, sino a otros países de la región.