The United States is considering approving a booster dose for patients at risk

Reference image

Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Los funcionarios de Casa Blanca de Estados Unidos analizan si la población más vulnerable necesitará una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Los mayores de 65 años o con sistemas inmunitarios más comprometidos, podrían ser quienes necesiten una tercera aplicación de la vacuna de Pfizer o Moderna, fármacos basados en la misma tecnología y que se han utilizado para inmunizar a la mayoría de la población.

El Gobierno parece cambiar de opinión respecto al refuerzo, ya que hace unas semanas lo descartó.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que exploran las opciones para otorgar a los pacientes con sistemas inmunes comprometidos la tercera dosis, incluso antes de que los reguladores autoricen el uso para los menores de 12 years, algo que podría llegar antes para la vacuna de Pfizer.

Amanda Cohn, jefa médica de la división de inmunizaciones de los CDC, dijo a un comité asesor que los funcionarios de la Casa Blanca buscan formas de proporcionar el acceso a las vacunas de refuerzo ante cualquier cambio potencial de las normas regulatorias.

La administración está considerando que al menos algunos estadounidenses reciban la vacuna de Pfizer nuevamente, ya que podría ser menos eficaz contra el virus después de aproximadamente seis meses.