Pope Francis endorses new mechanisms to process complaints of abuse

El pontífice ordenó cambios en un organismo del Vaticano que se encarga de las sanciones disciplinarias.

IATA asks to speed up the end of the travel restrictions imposed by the.... Photo: Courtesy.
Editorial Dept. Voz de la Diaspora

El papa Francisco emitió un Motu Proprio, que funciona como una orden ejecutiva, a través del que solicita la creación de dos nuevas secciones en la entidad. El líder de la Iglesia ordenó que se asigne un secretario a cada división que separará la función doctrinal de la actividad disciplinaria.

Con las modificaciones, el clero tendrá que modificar sus procedimientos y se ocupará de los abusos cometidos a los menores de edad. Este es un nuevo paso del papa Francisco en busca de dar respuesta a las miles de denuncias en contra de sacerdotes.

Según explicó el Vaticano, los cambios en la estructura del departamento son para dar un enfoque más adecuado al cumplimiento de sus funciones, pero está claro que el objetivo del líder de la Iglesia católica es frenar la ineficiencia del organismo, que en los últimos 20 años solo ha acumulado una gran cantidad de casos.

Pese a que el Vaticano recibe muchas denuncias por abuso, muchas de estas fueron archivadas en el pasado o no se les dio la relevancia que ameritaban, lo que llevó a que las víctimas buscaran otras vías para encontrar justicia.

Given this, el papa Francisco ordenó que se modifique la estructura de la CDF (Congregación de la Doctrina de la Fe), que funciona como una entidad que investiga y busca dar respuesta a los abusos cometidos al interior de la Iglesia católica.

En repetidas ocasiones el papa Francisco ha dicho que reconoce la gravedad del problema y buscará la mejor forma de afrontarlo. La sección disciplinaria de los católicos busca que los delitos sean tratados por un Supremo Tribunal Apostólico.

La doctrinal se dedicará a los asuntos relacionados con la protección y promoción de la doctrina de fe, la moral y los estudios relacionados con la comprensión religiosa. La segunda sección creada se ocupará de la Oficina Matrimonial, para examinar las anulaciones matrimoniales, algo que desde hace poco ha sido posible entre los católicos.