Hot Gold Cup at the start of the quarterfinals

By Alberto Barrera

El Salvador abre ante el invitado Catar el inicio de los cuartos de final de la Copa Oro en busca de seguir rompiendo la tradición de fracasos en ese evento de la Concacaf.

Con un inusitado éxito “la selecta” logró su paso con dos victorias ante Guatemala y Trinidad y Tobago y una derrota ante México al que puso ante las cuerdas y recibió elogios por su desempeño en la cancha del Cotton Bowl de Dallas ante 45,000 aficionados, la mayoría salvadoreños.

Los organizadores anunciaron que los boletos se agotaron para el doble programa, pues en el partido de fondo México se enfrentará a Honduras en el State Farm Stadium de Glendale, Arizona.

Ese tiene capacidad para 63,400 aficionados y es la sede de los Cardenales de Arizona de la NFL. En la pasada edición de Copa Oro fue sede del encuentro entre México y Haití al que asistieron un total 62,363 aficionados.

Concacaf informó que es la cuarta jornada con boletos agotados en esta edición de la copa. Antes se agotaron en los partidos entre Honduras y Catar y entre Surinam y Guadalupe; los de Honduras contra Panamá y Granada frente a Catar y el que se realizó en el Children’s Mercy Park en Kansas City, entre Estados Unidos contra Canadá el pasado domingo 18 of July.

Pero lo más importante de ese día fue que el partido entre El Salvador y México (0-1) tuvo 3.79 millones de espectadores en las transmisiones por televisión en la cadena hispana Univisión. Y se destacó que “no hubo un antecedente similar” en las fases de grupos del torneo.

Se dijo que los encuentros de la Copa han reportado un promedio de 1.2 millones de televidentes.

Los otros encuentros serán el domingo entre Costa Rica y Canadá y el de Estados Unidos frente a Jamaica en el AT&T Stadium de Dallas, Texas.