Foreign Minister of Bolivia analyzed the support of Argentina and Ecuador in the coup for Evo Morales

Photo: Courtesy.
Editorial Dept. Voz de la Diaspora

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, analyzed the support of the governments of Argentina and Ecuador during the coup against Evo Morales in 2019 and mentioned that those who supported the breakdown of the constitutional order should be investigated, including the former Argentine president, Mauricio Macri.

Esta semana el Gobierno boliviano reveló que el exmandatario del vecino país sudamericano apoyó a las Fuerzas Armadas durante el derrocamiento contra Morales.

“En este momento se tiene la punta de madeja. Hay que desenrollarla, lo cual probablemente nos dé todavía grandes sorpresas”.

La supuesta colaboración de Mauricio Macri se conoció por una carta de agradecimiento que fue dirigida al entonces embajador argentino, Normando Álvarez y fue firmada por excomandante de la Fuerza Aérea, Jorge Terceros Lara, quien está detenido por su participación en el golpe.

In the document, Terceros Lara expresa su agradecimiento con el Estado argentino por enviarles 40 mil cartuchos antitumulto, conocidos también como balas de goma, y más de 100 granadas de gas y gases lacrimógenos.

“La carta fue hallada por el Gobierno de Bolivia y encontrada también en los archivos de la embajada argentina, No aparece en la Cancillería, explicó el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Felipe Solá.

Las disculpas del actual presidente de Argentina

Luego de conocerse la noticia, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, envió una carta su homólogo boliviano, Luis Arce, expresó sus disculpas y vergüenza a nombre del país.

Según se conoció, hay documentos que demuestran que Ecuador y Argentina enviaron gases lacrimógenos, balas de goma y otros materiales represivos cuando se desarrollaba el Golpe de Estado y la población se manifestaba en contra. Para el canciller boliviano es necesario que se conozca quien solicitó a los presidentes de dichos países que apoyaran con la ruptura del orden democrático.

El presidente Luis Arce también expresó su repudio por la intervención de Argentina en la situación del país.