Bukele accuses media “false report” the militarization of Assembly

Foto de AFP, Marvin Recinos

Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Una semana después de ordenar la militarización de la Asamblea Legislativa de El Salvador, to put pressure on MPs to approve a loan for safety, President Najib Bukele responds to criticism unleashed.

From an editorial published in the Miami Herald, el presidente asegura que la prensa reportófalsamentelo sucedido.

Ciertamente, los intereses de la prensa reportaron falsamente que fue un atentado para tomar control sobre la institución (legislative Assembly). Pero déjenme ser claro: Respeto la separación de poder. Cualquiera que sugiera que estaba atentando para hacer tal cosa, está presentando erróneamente la verdad”, escribió Bukele a las críticas en su contra.

Según la versión de Bukele, contraria todos los reportes, incluso de la prensa internacional, de la Comunidad Internacional, de organismos de Derechos Humanos y de los medios locales, su orden obedeció a la preocupación de un posible levantamiento popular en contra de los diputados.

Mi administración estaba profundamente preocupada por un posible levantamiento de salvadoreños frustrados que se movilizaron en contra de la Asamblea Legislativa. Esta fue al razón de por qué solicitamos la presencia de los militares”, dice el editorial atribuido al presidente salvadoreño.

But nevertheless, durante los días previos al incidente que le costaron al Gobierno salvadoreño duras críticas y señalamientos de atentados contra la democracia salvadoreña, Bukele había llamado a los salvadoreños a lainsurrreccióncomo medida para presionar también a los diputados.

Of the 15 párrafos que forman parte del editorial, solo tres son dedicados a explicar escuetamente los hechos que provocaron el impase en el país o responder a las críticas recibidas. El presidente prefirió continuar enfocado sus ideas en -según él- la negativa de la Asamblea Legislativa a aprobarle los fondos del préstamo de 109 millions of dollars.

Los diputados se rehusaron a aprobar la utilización del préstamo ante la negativa del Gobierno de dar más detalles o explicaciones sobre cómo se invertirá el dinero y sobre la siguiente del plan de seguridad, que también se desconoce.