Feeding, work and health: the most violated rights during the pandemic in El Salvador.

By Yaneth Estrada

La salud, Food and work were the rights most violated during the COVID-19 pandemic, revealed a survey conducted on 84 communities by the Citizen Alliance against the Privatization of Health and the National Health Forum (FNS) in El Salvador.

At the health level, the establishments were denied, bienes y servicios de salud, negligencia médica, abandono a los usuarios y desabastecimiento de medicamentos y exceso de uso de la fuerza al utilizar a personal de la Fuerza Armada de El Salvador para realizar labores de control y cercos sanitarios.

La población más pobre es la que sufre violaciones según las organizaciones. Photography: Pixabay.

También entre los 9 derechos más vulnerados están: el derecho a participar en la toma decisiones, el derecho de acceso a recibir información pública, el derecho a la integridad personal.

El derecho a la seguridad personal y ciudadana, el derecho a la salud, derecho a la alimentación, derecho a la educación y la cultura, derecho al acceso al agua y derecho a una vida libre de violencia contra la mujer.

Lamentan que muchas personas no tengan acceso a servicios básicos. Photography: Pixabay

Las recomendaciones respectivas

On the other hand, algunas recomendaciones de Alianza Ciudadana contra la Privatización de la Salud y el Foro Nacional de Salud (FNS) sobre la gestión por COVID-19 son: mejorar la transparencia del GOES en manejo de datos oficiales, en este punto coinciden otras instancias como el Colegio Médico de El Salvador (COLMED) y Sindicatos de Médicos y Trabajadores de Salud.

further, los expertos recomendaron la divulgación de resultados, en el ejercicio de contraloría social, el compartir información con medios locales y nacionales, instaron al Gobierno y Asamblea, ya que a pesar de la emergencia sanitaria, no se deben suprimir derechos fundamentales, así como a las instituciones públicas a tener una planificación, documents, y ejecución.

Al MINSAL la recomendación fue a salir a las comunidades para contar la transmisión del virus, para ganarle la batalla al COVID-19.

Finalmente consideraron importante instar al MINSAL a fortalecer la atención primaria de salud, respetar las decisiones de la Sala de lo Constitucional y evitar hacer llamadas de aliento a la PNC y Fuerza Armada de El Salvador.