En Texas, escolares continuarán con uso de mascarillas y demás medidas contra la COVID-19

Autoridades de distritos escolares en Texas continuaran con la exigencia del uso de mascarillas, con el fin de evitar contagios. Greg Abbott, Gobernador de Texas levantó hoy las restricciones impuestas ante la pandemia de la COVID-19.

Por María T. Morales

Los niños aun no han sido vacunados, millones de maestros tampoco, y la medida de levantar la orden del uso obligatorio de mascarillas, anunciado por Gregg Abbott, gobernador de Texas, fue recibida con cierta cautela por unos, y optimismo para otros.

Los distritos escolares de Houston y Aldine, de los mas grandes en población hispana de la región, seguirán con la exigencia del uso de mascarillas, cuidando el distanciamiento y lavado de manos para prevenir contagios de la COVID-19.

A través de comunicados, autoridades de ambos distritos escolares anunciaron que continuarán con las medidas de prevención tanto para estudiantes, personal y visitantes en todos los eventos.

“Este requisito es consistente con los consejos de los profesionales de la salud y las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades” señalaron las autoridades del Distrito Escolar Independiente de Houston.

En tanto, LaTonya M. Goffney, superintendente del Distrito Independiente de Aldine, envió un mensaje a padres de familia para informar que “los protocolos de seguridad, incluyendo el uso de cubrebocas, permanecerán vigentes en todas las escuelas y planteles de Aldine ISD hasta nuevo aviso”.

La funcionaria escolar, expreso que esperarán recibir orientación de la Agencia de Educación de Texas (TEA por sus siglas en ingles) y que, por el momento seguirán haciendo la parte que corresponde respecto al uso de mascarillas, lavado de manos y cuidar la distancia, con el fin de mantener seguros al personal y alumnos del distrito.

Mientras unos se muestran en contra y otros en favor de la medida, hace pocas semanas, el Dr. Antony Faucci, máximo asesor de Joe Biden, en materia de salud, expreso que aun no es tiempo para dejar de lado el uso de mascarillas, y que dicha medida, posiblemente sea necesaria hasta antes de la próxima navidad.