En El Salvador los primeros en vacunarse contra la Covid-19 serán: personal de primera línea, con enfermedades crónicas y adultos mayores

Foto: Cortesía CAPRES.
Por Yaneth Estrada

Hasta la fecha el país ha contabilizado  47 mil 087 casos confirmados de coronavirus, 42 mil 004 recuperados y mil 364 fallecidos.

 El Ministro de Salud, Francisco Alabí comentó que de los nueve millones de dosis de vacunas que se van adquirir, entre estas la AstraZeneca, serán beneficiados 4.5 millones de salvadoreños.

“Con ello, se dará atención al personal de primera línea (120 mil personas), 750 mil con enfermedades crónicas, 1.4 millones de adultos mayores, y el resto de salvadoreños que no están en ninguno de estos grupos”, explicó el funcionario.

Foto: Cortesía CAPRES.

Además, aseguró que para la aplicación de la vacuna anti COVID-19, se necesita construir infraestructura básica para almacenamiento y distribución, aspectos que han sido contemplados por el Gobierno. 

“El país debe invertir y tener la infraestructura adecuada para la aplicación de las estrategias sanitarias”, enfatizó el titular de salud. 

Esto porque al ser parte del Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la covid-19 (COVAX) no tendrá ningún costo.

Foto: Cortesía CAPRES.

El ministro también reiteró el llamado a la población a continuar con las medidas de prevención contra el coronavirus, y entre estas, evitar aglomeraciones que aumentan significativamente el riesgo de contagio.

Aumento de presupuesto para el país

Para el 2021, el presupuesto para el Ministerio de Salud (MINSAL) es equivalente al 6.8% del Producto Interno Bruto (PIB), con lo cual se garantizará a los salvadoreños mejores tratamientos y una mayor calidad en los servicios. 

Cabe destacar que en 2020, el MINSAL tuvo una asignación presupuestaria de $755.7 millones; sin reducciones, pero se recortó la inversión a programas específicos orientados a la atención de salud preventiva. 

Foto: Cortesía CAPRES.

Principalmente, en la atención de primer nivel con  $33.5 millones, tiene un enfoque preventivo, nos referimos a las Unidades de Salud, los Equipos Comunitarios de Salud (ECOS) y los hogares de espera materna; todas estas instancias han sido las encargadas en los últimos años de brindar atención oportuna a personas que viven en lugares remotos y de difícil acceso.

Este domingo, el Sistema Nacional de Salud reportó, hasta el 3 de enero, 284 nuevos casos de la enfermedad, 217 personas recuperadas y seis letalidades. Los casos han mostrado una tendencia al alza en las últimas semanas.

Alabi comentó que, del total de personas contagiadas, el 80% no presentan síntomas, y el 20% tiene complicaciones; de este 20%, el 15% necesita tratamiento moderado o severo, y un 5% requiere cuidados intensivos; de estos últimos, el 50% tiene riesgo mortal.