En Argentina se siguen incrementando los casos de COVID-19, aunque con síntomas leves o imperceptibles

Por Kriscia Recinos

Argentina está por cumplir tres meses en aislamiento social obligatorio por la pandemia del Coronavirus y a estas alturas los casos incrementan cada vez más, especialmente en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

Todos los días las estadísticas oficiales suman más de 500 casos provenientes de la urbe, del total que ya en promedio supera los mil 200 cada 24 horas.

El virus se está expandiendo, mientras las autoridades aseguran tener certeza de dónde se encuentran los focos de infección y dónde se deben reforzar las medidas de salubridad y aislamiento.

Se hacen más pruebas y cada vez hay más resultados positivos.

Algo que está ocurriendo es que la mayoría de los infectados no presenta síntomas o estos se manifiestan de forma leve, lo que los hace más propensos a contagiar a su entorno.

El total de casos en el país es de 32 mil 785, de los cuales han muerto 862 y se han recuperado 9 mil 878.

Para las próximas horas se espera que las autoridades dicten nuevas medidas, ya sea para flexibilizar el aislamiento en algunas regiones, como para endurecerlo en Buenos Aires.

Hace una semana el gobierno de la ciudad decidió permitir las salidas a correr y los paseos recreativos de menores de edad, sin embargo muchas zonas se vieron abarrotadas lo que llevó a establecer nuevamente restricciones de horario y habilitar más espacios para transitar caminando.

En todo el país existen controles policiales para restringir el tránsito entre provincias y solo pueden usar el transporte público quienes cuenten con permisos especiales emitidos según la actividad que realizan, que debe ser de primera necesidad o relacionada a la salud.

Se imponen multas a quienes violan la cuarentena por primera vez y se les obliga a volver a sus viviendas mientras que para quienes infringen la ley por segunda vez puede haber procedimientos judiciales que incluso podrían llevar a la detención.