Salvadoreños instalan equipo en hospital para pacientes con COVID-19

Redacción Voz de la Diáspora

Dos emprendedores salvadoreños, fundadores de la empresa Neo, dedicada a proyectos de energía solar, participan en el grupo que instalará un sistema de calentamiento de agua en el Hospital Integrado de Panamá.

El sistema de calentamiento de agua, funciona con energía solar y será utilizado para las tareas del personal del hospital y para los pacientes ingresados por coronavirus.

El fundador de la compañía, Héctor Mendoza dijo que Neo fue creada para la promoción y el desarrollo  de proyectos  de eficiencia energética con el objetivo de mostrar a potenciales clientes y en general a la sociedad las ventajas de utilizar energías renovables, y las nuevas formas de ahorrar energía.

De ahí, que Mendoza considera que es un logro importante no solo como empresa sino como salvadoreños ser parte de un proyecto que aportará beneficios al país, en especial para ofrecer servicios hospitalarios de última generación a pacientes infectados por el coronavirus.

Panamá registró 5,166 casos acumulados de contagios por coronavirus, incluidos 146 fallecidos hasta el 23 de abril, según el Ministerio de Salud.

La compañía fue invitada por Naciones Unidas para el Medio Ambiente a participar en la instalación del equipo  que operará en el  hospital modular especializado, como parte de la iniciativa termo solar Panamá, que es un proyecto destinado a la promoción y desarrollado de la tecnología solar térmica para calentamiento de agua sanitaria. 

El sistema que suplirá las necesidades de agua caliente en el Hospital Integrado Panamá Solidario, el cual utilizará tecnología 100% renovable, reducirá el costo de la factura de la energía eléctrica.

La donación fue realizada por el secretario nacional de Energía, Jorge Rivera Staff, y Gustavo Mañez, coordinador de Cambio Climático para América Latina y el Caribe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

“En alianza con PNUMA, ponemos nuestro grano de arena con la donación de este calentador de agua termosolar, destinado a mantener la higiene y cuidado, tanto de los pacientes como de los héroes del personal sanitario que prestarán servicio durante la lucha contra el COVID-19”, afirmó Rivera Staff.

La empresaria Mónica Escalante, cofundadora de la empresa Neo, manifestó que fue satisfactorio desarrollar el proyecto que les permite ayudar a los esfuerzos que realiza el país para enfrentar la emergencia provocada por el coronavirus, al mismo tiempo que ofrecen las ventajas de una tecnología innovadora y amigable con el ambiente.

El sistema, que utiliza energía limpia proveniente de la luz solar, proporcionará 900 litros de agua caliente al día, y se ha estimado que los beneficios medioambientales podrían alcanzar hasta 1.2 toneladas de dióxido de carbono anuales que no llegarán a la atmósfera.

“Como salvadoreños nos sentimos honrados  de que nuestra empresa haya sido seleccionada para la instalación de los equipos termo solares y así contribuir con nuestro granito de arena para llevar bienestar al personal de salud y a los pacientes”, agregó Escalante.

El nuevo centro médico construido a un monto de 6.5 millones de dólares con capacidad para 100 camas contará con varias salas de hospitalización, laboratorio clínico, áreas para desechos hospitalarios y estacionamientos.