El Salvador pierde 2 a 0 ante su similar de Japón

Foto: @laselecta_slv
Por Dennis Aguillón

Los salvadoreños salieron a la cancha con su uniforme blanco para enfrentar a los nipones en un partido amistoso, en el que ambos equipos juegan por primera vez a nivel de selecciones mayores.

Los centroamericanos se encontraron contra los japoneses, tras cinco victorias seguidas, mientras que los asiáticos llegaron con un déficit de goles.

Para la selección salvadoreña, que dirige el mexicano Carlos de los Cobos, este juego es para demostrar lo que tiene preparado su equipo para la Copa Oro, que inicia el 15 de junio, y en la que El Salvador se ubica en el grupo C.

Incidencias del partido

Los primeros minutos del partido se desarrollaron sin sorpresas. La primera ocasión de peligro fue creada para los japoneses. Mientras que, los salvadoreños trataban de mantener dominio de la pelota, pero los nipones ejercían presión en el medio campo y lograron anotar el primer gol del partido al minuto 19.

Nagai reaccionó al paso de Yasu Yasu y corrió a la derecha del área de penalización, dejando a dos defensores salvadoreños en un giro profundo.

Luego, al minuto 34, Nagai tuvo la oportunidad de ampliar el marcador, pero el portero salvadoreño lo esquivó sin dificultad.

En el minuto 41, Nagai atacó de nuevo, enviando el balón a la izquierda del área de penalización. Mizoguchi se deslizó y volvió con el pie izquierdo, mientras Nagai, que estaba cerca, marcó un segundo gol en directo.

La primera parte finalizó con el marcador dos a cero, a favor de los japoneses.

Durante el segundo tiempo, los nipones mantuvieron el asedio sobre el arco de Henry Hernández. De los Cobos envió a la cancha a Andrés Flores para reforzar la marca contra los japoneses.

El director técnico de la selección salvadoreña también envió a Monterrosa y a Juan Carlos Portillo en reemplazo de Jaime Alas, que no pudo tener un partido cómodo en la primera mitad.

La selección japonesa con su público animado en las gradas del estadio Miyagi, seguía presionando para ampliar el marcador y controlar totalmente el partido.

Luego, se registró la tercera sustitución en la selección salvadoreña, con la llegada de David Rugamas por Nelson Bonilla en la zona de ataque.

El partido terminó 2-0 y permitió el debut del jugador japonés Kubo, de 18 años de edad, que es el segundo registro más joven, después Daisuke Ichikawa en 1998.