El Salvador: Detenidos en el tiempo, pesadilla de violencia

Escena de homicidio en San Salvador. (Foto:cortesía)

Redacción Voz de la Diáspora

Una asociación civil humanitaria expresó al cierre de la semana temores por el incremento de la violencia en El Salvador, que en tres días provocó al menos 45 muertos, y demandó al estado como responsable de la crisis de terror en la que se encuentra el país.

La asociación “VIDAS, Víctimas demandantes” pidió al gobierno del presidente Nayib Bukele, que escuche sus exigencias de “verdad, justicia y reparación integral” para quienes sufrieron antes, durante y después del conflicto armado, separando la causa “de las rencillas políticas que mantiene con quienes considera sus “enemigos internos”.

A casi 30 años del fin a la guerra civil VIDAS dijo que el Estado no les ha dado respuesta a sus demandas “oficializando el encubrimiento y la impunidad” y “por eso, denunciamos nacional e internacionalmente al Estado salvadoreño como responsable de la crisis de terror en la que nos encontramos”. La denuncia se conoce en medio de una ola de asesinatos que alarmó al país y la peor en lo que va de 2021, aunque el gobierno asegura que ya ha sido controlada.

Durante tres días de la semana pasada, los salvadoreños vivieron en zozobra  por los asesinatos de al menos 45 personas y Bukele dijo a través de varios tuits que los responsables eran “enemigos antiguos” y que detrás estaban “fuerzas oscuras”.

VIDAS señaló en un comunicado la “fragilidad” de la población ante la inseguridad y violencia en barrios “adonde habitan las mayorías populares, donde estas sobreviven en permanente riesgo de ser asesinadas o desaparecidas por estructuras criminales abiertas o encubiertas”.

La guerra civil de 12 años provocó al menos 75,000 muertos y la firma de la paz en enero de 1992 trajo esperanzas, pero la aparición de estructuras criminales –inicialmente como pandillas juveniles- generó zozobra y miedo en la población, por lo que unos 3,0 millones emigraron desde la década de 1980 en busca de un mejor futuro y su destino fue principalmente Estados Unidos desde donde envían remesas que se han convertido en el principal sostén de la economía del país.

La asociación humanitaria aludió al ministro de Seguridad y Justicia Gustavo Villatoro, quien en declaraciones públicas aludió el caso de los hermanos Karen y Eduardo Guerrero quienes están desaparecidos y él los vinculó con grupos pandilleriles y drogas “para justificar esos crímenes”; y recordó que lo mismo hacían los regímenes del pasado “cuando el Estado acusaba a las víctimas de comunistas”.

VIDAS exigió que Villatoro “informe sobre investigaciones transparentes, imparciales y respetuosas de la dignidad de las familias de la víctimas de personas desaparecidas”. Según la Fiscalía General de la República (FGR) hasta septiembre había registrado 936 desaparecidos.

“No cambia la historia. Estamos detenidos en el tiempo, padeciendo una pesadilla”, dijo VIDAS en una frase dramática de la realidad de violencia criminal en El Salvador.

Bukele publicó un tuit el jueves en el que anunció el control de la ofensiva criminal por medio del despliegue de miles de soldados y policías en zonas urbanas principalmente. “Después de casi 24 horas de haber lanzado el #DespliegueNacional, podemos anunciar que hemos contenido el alza de violencia de los últimos días. No ha sido fácil y no será fácil de ahora en adelante. Nos enfrentamos a enemigos antiguos, pero con nuevos aliados y financiamiento”.

En otro tuit dijo que las autoridades habían realizado muchas capturas e incautado grandes cantidades de dinero, “hay muchos que quieren que nuestro país regrese al pasado. De hecho, estos 3 días de violencia fueron iguales que 3 días normales en los Gobiernos anteriores”, sostuvo el mandatario acusado de promover el autoritarismo.