El periodismo salvadoreño frente a las «Fake News»

“Hay miles de hombres y mujeres de prensa con altos valores que no han vendido su conciencia, a ellos hay que llamarlos a defender nuestros principios y a defender el periodismo de altura, el independiente,
aquel que nos cuesta incluso las amenzas que recibimos”.

2-8-2019. Foto VD/ Cortesía: Pixabay.
Por Yaneth Estrada

El boom de las redes sociales en los últimos años, con aumento del 33% según la Encuesta de Hogares Múltiples de DYGESTIC 2018, también incrementó la publicación de las “Fake News” o noticias falsas con contenido “seudoperiodístico”, cuyo objetivo principal es la desinformación.

Analizamos junto a periodistas salvadoreños de gran trayectoria este fenómeno y los compromisos de la labor informativa seria y responsable.

La periodista de La Prensa Gráfica y editora de la Revista El Economista, Mariana Belloso comentó que “es algo que se está dando en todo el mundo, es esa la pelea por el tiempo, por el tráfico, por volverse viral, podemos decir que es la supremacía de la inmediatez, por eso el periodismo de calidad sigue siendo muy importante en nuestra democracia, aunque la misma gente no lo valore, aunque los mismos públicos no lo aprecien. Yo creo que los periodistas vemos con tristeza que los públicos no valoren una buena nota, que nos ha costado trabajar, no logre ser viral como una nota de los bikinazos de las famosas, pero eso no nos debe de desanimar”.

“Por ello, ahora más que nunca debemos saber que el mejor periodista no es quien lo dice primero, sino quien lo dice mejor, entonces, no se trata de querer ser los primeros, pero con información no verificada”, enfatizó.

Mariana Belloso

Llamado a defender los principios

Con una larga trayectoria en medios internacionales, la presidenta de la Voz de la Diáspora, Milagro Vallecillos consideró que “las «Fake News» son un atentado a nuestros más elevados principios periodísticos. Es hora de levantarse, de hacer frente común. Nosotros, los periodistas de vocación debemos dar la cara y defender el periodismo ético, el verdadero”.

Asimismo, Vallecillos destacó que “hay miles de hombres y mujeres de prensa con altos valores que no han vendido su conciencia, a ellos hay que llamarlos a defender nuestros principios y a defender el periodismo de altura, el independiente, aquel que nos cuesta incluso las amenzas que recibimos. Los principios no son negociables, los que están del lado oscuro de las «Fake News» no son periodistas, nunca lo serán, son un insulto a nuestra sagrada profesión”.

Milagro Vallecillos

Para Serafín Valencia, expresidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador “las Fake News caben dentro de los contenidos difundidos por los medios, los medios difunden dos tipos de contenidos, el informativo y uno más generalizado, es decir, dentro de este contenido generalizado, va todo aquello que se ha masificado a través de las redes sociales, no le podemos llamar información porque están clasificados con contenidos desinformativos, que siempre han existido a lo largo del tiempo, quizás lo que los ha vuelto más preponderantes o masificados es la aparición de las nuevas tecnologías, Internet, redes sociales, etc., que también empujaron el boom cuando nace el concepto de la libertad de expresión de la ciudadanía”.

“Debemos destacar que los políticos utilizan las Fake News como un mecanismo para llevar agua a su molino, para hacerse campaña política o para enfrentarse a sus contrincantes, a través de esto, se puede identificar, por ejemplo, información a medias, medias verdades, medias mentiras y la apelación a las emociones, en estos momentos los políticos están haciendo uso de ello, aprovechando la desinformación y la confusión que genera la liberación de contendidos por todos lados sin ningún colador”, agregó.

Serafín Valencia

El peor enemigo de la prensa

Según Gesell Tobías, periodista salvadoreño en la Voz de América (División en Español) las noticias falsas son el peor enemigo de la prensa objetiva y responsable. Además, ponen en duda cualquier información y su existencia por sí misma, envían un mensaje a las audiencias, que los periodistas estamos escribiendo siempre mentiras con propósitos oscuros, personales o que responden a intereses personales”.

“Una de las mejores formas de combatir las noticias falsas es utilizar las reglas más básicas del periodismo: confirmar fuentes y ofrecer balance, antes de compartir, replicar o difundir cualquier tipo de información, que confirmemos el origen de fuentes que y/o se citan como parte de la información”, acotó Tobías.

Gesell Tobías

“Es importante hablar de las noticias falsas (Fake News) contra las noticias verdaderas u objetivas, porque si bien es cierto el periodismo ha evolucionado como la comunicación misma a través de la tecnología y está permitiendo a los comunicadores avanzar en inmediatez, fluidez y rapidez, en labores de reporteo, consulta de fuentes, redacción, edición para prensa, radio, televisión, imagen y fotografía, ahora se hace tan fácil con un teléfono, tomar una foto y subir una información, pero ¿dónde está la ética, el contexto, el sentido humano, el tratamiento periodístico?, todo eso hace un profesional de la información a diferencia de un influencer”, aclaró Milagro Orellana, corresponsal para la Voz de la Diáspora en Los Ángeles, California, Estados Unidos.

Milagro Orellana

Néstor Martínez, editor, periodista ambiental y encargado de la sección de Internacionales en Diario Co Latino expresó que “el mismo nombre lo dice son unas fake news, “noticias falsas” porque esto no es una noticias en realidad es más una nota, una mentira, una tergiversación, una manipulación, una desinformación, porque la noticia como tal, como la concibe el periodismo es un escrito profesional que busca informar, crear conciencia, educar y no manipular”.

Néstor Martínez