El difícil camino para conseguir la prueba del COVID-19

A diario, desde las 5:00 a.m. son cientos de personas haciendo fila en su auto, en busca de una prueba de COVID-19. Foto VD: María T. Morales.
Por María T. Morales

Houston, Texas. Cada día, se torna más difícil conseguir una prueba para detectar COVID-19 en Texas debido al incremento de la demanda de estas, por el aumento de casos de contagios en la región.

Juana M. de 63 años, debió esperar casi tres horas al teléfono para lograr conseguir una cita en un centro de pruebas de COVID-19, en la ciudad de Humble, al norte de Houston.

Ella, así como su esposo fueron contactados por su empleador para que se sometieran a la prueba, después de que se expusieran a un compañero de trabajo quien había sido contagiado días antes.

Después de una semana, al recibir los resultados, con un respiro de alivio, expresó: “gracias a Dios hemos salido negativos, estamos sanos”.

Durante las últimas dos semanas del mes de junio, Texas ha presentado un monumental incremento de casos de contagio, por lo que muchas compañías obligan a sus empleados a someterse a la prueba ante la mínima sospecha de síntomas relacionados con la pandemia.

Por ley, el empleado, sospechoso de portar el virus, debe salir del trabajo e inmediatamente buscar un centro de pruebas para someterse a esta.

Con suerte, en muchos casos, algunos centros de pruebas de COVID-19 enviarán los resultados en las próximas 24 horas después de realizado el test; de lo contrario, otras, se tardarán entre tres a cinco días hábiles para extenderlo.

Entre tanto, esta semana se conoció que algunos empleadores no están pagando el tiempo que el empleado permanece ausente del trabajo mientras espera los resultados de la prueba.

Asimismo, de resultar contagiado, tampoco el empleador paga los 14 días de cuarentena, afectando aún más la frágil economía hogareña, de por sí, quebrada por los efectos de la pandemia a escala mundial.

El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, provee información en español sobre como presentar una queja por violación a los derechos laborales relacionadas con las nuevas disposiciones debido a la pandemia por COVID-19.

Aunque las oficinas aun permanecen cerradas, el sitio web, en el caso de Texas es www.texasworkforce.org donde podrá consultar cualquier duda sobre sus derechos.

Tips para conseguir la prueba del COVID-19

  1. Vaya al internet, y utilice el código postal de su domicilio buscando como “centros de pruebas del COVID-19”.
  2. Allí encontrará los lugares más cercanos a su domicilio. Si el sitio ofrece un número de teléfono, llame para hacer la cita, porque de lo contrario no lo atenderán.
  3. Si no tiene acceso a internet, acuda a la clínica u hospital más cercano; allí le darán información sobre dichos centros de pruebas.
  4. En algunos lugares las pruebas son gratuitas, en otros el precio oscila entre los $55.00 y $150.00.
  5. Si tiene seguro de salud, deberá presentarlo para el respectivo reclamo de pago.
  6. La espera desespera, por lo tanto, es mejor madrugar. Si la atención comienza, por ejemplo, a las 9:00 a.m. es mejor que llegue con tres o dos horas de anticipación.
  7. Debe portar mascarilla, de lo contrario el personal de salud podría rehusarse a aplicarle la prueba.