11 agosto, 2022

“El día que Elche disfrutó de un mago del fútbol en el Mundial España 82”

Hablar de El Salvador en Elche, es hablar del Mágico González, más que de las playas y las pandillas.

Por Oscar Iraheta

España – El destino por ahora me ha traído a este lugar, donde todos sus habitantes recuerdan a El Salvador por aquella histórica goleada en un Mundial de España 82 y por haber conocido al gran Jorge Mágico González.  A 40 AÑOS DE HISTORIA.

Aquel martes 15 de junio de 1982, Santos Muriel vivía dos emociones que lo tenían en vilo. Tenía en sus manos el boleto de entrada para ver por primera vez en su vida un partido de fútbol de un mundial, pero también estaba su esposa ingresada en un hospital, a punto de dar a luz a su primera hija: Belinda.

El hombre de nacionalidad española decidió dar prioridad al fútbol y fue testigo de la mayor goleada de la historia en una competición de los mundiales. Hungría aplastó a El Salvador 10-1.

Santos es un apasionado al fútbol y al juego de la petanca, por eso recuerda muy bien ese día. Y no tanto por la goleada, sino, porque el mundo del fútbol y sobre todo España, se rendía y admira a rebalsar a un mago del fútbol: Jorge El Mágico González.

“Ese tío era una bestia, cada vez que le llegaba la pelota maravillaba, pero no podía hacer mucho para cambiar el marcador, pero todos los que estábamos sentados ahí lo decíamos: quién es, cómo se llama él, es muy majo para jugar”, relata Santos mientras disfruta ver jugar al fútbol a su nieto, Leo de 7 años.

En la noche de ese histórico día, Santos fue padre por primera vez y el hombre que trabajó como camionero durante toda su vida, terminó con dos satisfacciones en el fútbol y la vida familiar.

También José Coves Sempere, de 67 años, cuenta lo que recuerda del histórico día. Relata que, junto a su esposa, habían comprado los tres bonos para ver los partidos que se jugarían en Elche y Alicante, correspondientes al grupo 3 (C) donde estaba la Argentina de Diego Maradona, Bélgica, El Salvador y Hungría.

“El marcador fue de lo menos, la mayoría éramos un público neutro y por eso restaba cualquier marcador, el deseo de ir era por ser testigo del evento. No siempre se juega un mundial en tu pueblo. Pero la sorpresa nuestra ese día fue ver jugar al Mágico, nadie lo conocía y jamás nos hubiéramos imaginado eso, todo el público lo decía y en más tertulias de fútbol se sigue recordando”, expresa José.

Después de esa goleada, El Salvador viajó a Alicante, una ciudad costera a 30 kilómetros de Elche donde jugaría con Argentina donde perdió 2-0. Pero 4 días después, volvió al estadio Martínez Valero a jugar contra Bélgica donde cayó con el marcador de 1 -0.

“Esos dos partidos fueron también la vitrina para El Mágico porque destacó más, era rápido y tenía una forma bestial para desequilibrar a jugares como Passarella, Kempes y Maradona”, fue un verdadero espectáculo y satisfacción verlo jugar”, narra José, quien ahora vive en el campo retirado después de dedicarse a la ganadería.

Pero para suerte de los españoles, aquel jugador que les asombró al fútbol en el mundial del 82, llegaría meses después a España a jugar para el Cádiz F C donde siguió maravillando al mundo del fútbol.

En la actualidad aún existe el estadio Martínez Valero y es la sede del Elche C.F. Un equipo de primera división que no figura entre los primeros lugares, pero es muy apoyado por el pueblo ilicitano. Fue inaugurado en 1976 y por ahora le están realizando remodelaciones para el torneo próximo que comienza en agosto próximo.

Hablar de El Salvador en Elche, es hablar del Mágico González, más que de las playas y las pandillas.