Drama fronterizo imparable a pesar del fin de “Tercer País Seguro”

Por María T. Morales

El cuestionado acuerdo denominado “Tercer País Seguro” firmado por el ex presidente Donald Trump en julio de 2019, con los gobernantes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador llegó a su fin, no así el drama de miles de personas quienes buscan, de cualquier manera, llegar a los Estados Unidos.

Con este acuerdo, los países en cuestión recibirían a deportados de los Estados Unidos mientras se tramitaba un proceso de asilo en la nación estadounidense.

Solamente Guatemala y México consumaron el programa de cooperación y hasta el momento, aun son miles quienes esperan una respuesta aferrados a cruzar la frontera sur.

Antony Blinken, Secretario de Estado, anunció la medida, después de informar, de manera oficial, el fin del convenio, a las autoridades de los países en cuestión.

El funcionario dijo que estos serán “pasos concretos hacia una mayor colaboración y asociación con la región.

El acuerdo fue duramente cuestionado por activistas de derechos humanos, porque, paradójicamente, los deportados, en su mayoría provenían de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Este fin de semana, mientras se anunciaba el fin del acuerdo, decenas de inmigrantes fueron devueltos a México mientras que unos 200 eran liberados por autoridades fronterizas en la ciudad de McAllen, Texas, según reportes de prensa locales.