2 diciembre, 2022

Docente e investigador de la UCA, ganó premio internacional por investigación sobre comportamiento sísmico de estructuras de concreto reforzado

Erick Burgos, docente e investigador del departamento de Mecánica Estructural de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), obtuvo el premio internacional “Mete A. Sozen a la Excelencia en Investigación Estructural” 2022

Por Laura Flores Amaya

Vicerrectoría de Investigación e Innovación-UCA

El Salvador – La investigación premiada busca incidir en la reducción de la vulnerabilidad sísmica de la infraestructura de El Salvador, a través de evidencia científica utilizada en el código ACI 318-19.

Erick Burgos, docente e investigador del departamento de Mecánica Estructural de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), obtuvo el premio internacional “Mete A. Sozen a la Excelencia en Investigación Estructural”, por su publicación sobre el comportamiento sísmico de paredes de concreto reforzadas con acero de alta resistencia. Esta publicación la elaboró junto al equipo de investigación conformado por: Mohammad Sajedul Huq, Rémy Lequesne y Andrés Lepage de la Universidad de Kansas, EEUU, donde Burgos realizó sus estudios doctorales.    

Erick Burgos, docente e investigador del departamento de Mecánica Estructural de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA)

Este galardón es entregado por la American Concrete Institute (ACI), una institución de prestigio internacional, fundada en 1904, que desarrolla y disemina documentos con requisitos técnicos para el diseño y construcción de estructuras de concreto reforzado. La ceremonia de entrega se llevó a cabo el pasado 25 de octubre, en la Convención del ACI en Dallas, Texas.

Burgos detalló que esta investigación nació de la necesidad de comprender el comportamiento de un nuevo tipo de acero que surgió en Estados Unidos, que es casi dos veces más fuerte que el acero tradicional. El nuevo material, sin embargo, no había sido avalado por el ACI para ser empleado en zonas sísmicas, porque no existía evidencia experimental que certificara su uso. La publicación de Burgos y el equipo de investigación brindó tal evidencia científica.

“Construimos especímenes de paredes de 10 metros de altura y 25 centímetros de espesor y las sometimos a fuerzas para simular los efectos que un sismo produce en una estructura. Luego medimos, entre otras cosas, la deformación que las paredes experimentaron para determinar si ese material iba a funcionar. Se comprobó que el acero de alta resistencia funciona casi de la misma manera que el acero convencional. Eso representó un desarrollo tecnológico que puede ser utilizado en estructuras construidas en zonas sísmicas como El Salvador”. aseguró el investigador.

Con este hallazgo, Burgos se convierte en el primer salvadoreño cuyo trabajo ha servido para actualizar el Código “Requisitos de Reglamento para Concreto Estructural, ACI 318-19”, que es utilizado como referencia por expertos del área a nivel internacional.Para Burgos, este premio es importante por la incidencia que tiene, pues es un nuevo material que puede ser utilizado en el país y en el mundo, no solo en estructuras convencionales, sino que, asegura, tiene potencial de ser utilizado en viviendas.

“El objetivo es reducir la vulnerabilidad sísmica de la infraestructura de nuestro país, incluyendo viviendas, las cuales fueron duramente afectadas después de los terremotos del 2001. Si tenemos al sector educativo, la empresa privada y el gobierno, actuando de forma conjunta, se pueden lograr verdaderos cambios”, sostuvo.

La publicación por la que Burgos y el equipo de investigación fueron premiados se encuentra en la revista científica ACI Structural Journal, con el título: “High-Strength Steel Bars in Earthquake-Resistant Reinforced Concrete T-Shaped Walls”.

Su apuesta, según dijo, es continuar con esta línea de investigación dentro de la UCA. Para esto, actualmente, Burgos está diseñando nuevas metodologías que se asemejen a las que se utilizaron en esta investigación, pero con tecnologías de bajo costo. Esto, con el objetivo de abrir campo a que nuevas generaciones de profesionales e investigadores en ingeniería estructural puedan formarse en esta línea. La visión del investigador es que el conocimiento no se guarde, sino que se replique y divulgue, como era la visión del jesuita Jon Cortina, quien ha inspirado a Burgos y a otros tantos en su carrera académica.

Este premio posiciona a la UCA y El Salvador dentro de los expertos del área de las estructuras de concreto reforzado. La expectativa de Burgos es que los aportes de la investigación en ingeniería estructural sirvan de insumos a las oficinas del sector público y privado para actualizar los procesos de diseño y construcción de estructuras en el territorio nacional, para así reducir el riesgo sísmico de nuestro país.