1 octubre, 2022

“Desde mi metro cuadrado puedo dejar la huella verde”, la experiencia de un ciudadano que emprendió su proyecto “Sembrando Vidas”

Ante la indignación del deterioro ambiental y visual del lugar, decidió en mayo de 2017, junto a su esposa y su hija, recuperar el lugar con recursos y trabajo propio

Por Luis Alberto López

El Salvador. -Jorge Villa, es un comprometido y consciente sobre la importancia del cuido de la naturaleza, de dejar su huella verde, vive en Bosques e Prusia en la populosa ciudad de Soyapango, en el departamento de San Salvador.

Es vecino de un predio baldío, donde muchas habitantes lo ocupaban de basurero, contaminando el ambiente, la salud de sus mismos vecinos y opacando el escondido paisaje de la zona.

Ante la indignación del deterioro ambiental y visual del lugar, decidió en mayo de 2017, junto a su esposa y su hija, recuperar el lugar con recursos y trabajo propio en sus días libre y también la colaboración incondicional de el Dr. Fredy Guadrón y su madre Rosa Barahona, de los pocos que creyeron en la iniciativa de Jorge, le facilitan agua para regar su proyecto.

Poco a poco fue limpiando la zona, sustituyendo la basura por árboles frutales, de sombra y ornamentales, con recursos propios y en ocasiones “sacrificando recursos para la familia”.

Con la colaboración de pocos vecinos para regar las plantas en temporada de verano, darle mantenimiento a lo sembrado, mientras avanzaba en otra parte del terreno, Jorje no decaía en su afán de ver cambios en terrenos abandonados por anteriores municipalidades a las que tocó puertas, pero no se la abrieron, ahora ha cambiado asegura Jorge Villeda.

Así pasaron meses, gestiono donación de árboles para sembrar, ahora ve los frutos de su trabajo y del esfuerzo que otros vecinos comparten.

Lo que fue un basurero, ahora en el año 2022, se ha convertido en un pequeño parque, con plantas más crecidas y espacios para jugar con los niños sin temor a contagiarse por los desechos que antes dominaban el lugar, ha logrado conseguir depósitos para basura y pintura y bardas, entro otras cosas para mejorar el lugar.

Su proyecto lo ha llamado “Sembrando Vidas” y espera expandir su experiencia en otros espacios, seguir haciendo conciencia entre los vecinos y demás población a través de su ejemplo y publicaciones en redes sociales en su página de Face Book Sembrando Vidas Bosques de Prusia.

Aunque el espacio transformado es relativamente poco, su convencimiento por tener un mejor ambiente y dejar la huella verde, lo motiva a seguir adelante con el sueño de mejorar su metro cuadrado, su huella de ambiente limpio al planeta, y hacer honor al nombre de la comunidad “Bosques de Prusia”.