Desarticularon un rastro clandestino donde se destazaban caballos para vender su carne en los mercados de Cuscatlán

Redacción Voz de la Diáspora

El Salvador – Un rastro clandestino fue desarticulado en el barrio de San Rafael Cedros de Cuscatlán. La Policía llegó al lugar luego de una denuncia al Sistema de Emergencias 91 donde se les informó que en el lugar se destazaban caballos.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, encontraron en la cochera de la casa a seis animales destazados y dos que todavía estaban con vida.

“Nos informaron que en una casa se observaba que salía sangre y que presuntamente podría ser destazo de res; sin embargo, al llegar los compañeros encontraron que se destazaban caballos”, según informó la Policía.

Además de los animales, se incautaron 2.160 libras de carne que presuntamente serían distribuidas en comedores y mercados de San Rafael Cedros, así como en otros mercados del país.

El propietario de la casa fue identificado como Luis Antonio Torres y fue detenido por el delito de contaminación ambiental, fabricación y comercio de alimentos nocivos para la salud.

Fuente: La Prensa Gráfica