Comunidad latina en Suecia celebra a la Virgen de Guadalupe

Por Diego Recinos

Latinos de todas las edades, culturas y nacionalidades; se hicieron presentes en la Comunidad Católica Hispano Hablante de Suecia este 12 de diciembre para celebrar a la Virgen de Guadalupe.

Sin importar la oscuridad, el frío y la nieve típica de Suecia en esta época del año, decenas de fervientes católicos se dieron cita en la Misión Hispano hablante en Estocolmo para celebrar a la Madre de Dios, la Virgen María, en su advocación de la Virgen de Guadalupe.  La misa, fue presidida por el Cardenal sueco Anders Arborelius.

“Yo creo que esta devoción nos ayuda a pensar en los pobres como San Juan Diego que ha recibido a la virgen junto con todos los indígenas de las Américas. Para Suecia que es un país frío y donde hay tanto aislamiento y poca comunidad, puede ser una inspiración para muchas de las parroquias. Entonces espero que cada vez más católicos de América Latina puedan integrarse e inspirar a nuestras parroquias aquí”, señaló el Cardenal Anders Arborelius.

La celebración inició con el canto de “la Guadalupana”. El himno hace recordar y llena de nostalgia a los asistentes. Muchos de ellos cerraron sus ojos y en silencio, elevaban sus plegarias a la madre de Dios recordando la tierra que dejaron atrás. Pidieron por sus familias, amigos, hijos y seres queridos que dejaron por diversas razones. Pues, ya sea por violencia, pobreza o deseos de superación; miles de latinos han dejado su país, pero no sus raíces.

“Para mí significa volver a la tierra donde la Virgen de Guadalupe apareció en el cerro Tepeyac con Juan Diego, y donde muestra sus orígenes, donde se acercó al más pobre, al indígena más pobre, y que de alguna manera apareció con él como el indígena que representaría a toda Latinoamérica”, manifestó el feligrés mexicano, Antonio Perea.

Pero la Guadalupana es más que una devoción religiosa para América Latina. Pues la Virgen Morena significa fe y esperanza. Pero también unidad en tierras lejanas.

“Significa mucho para mí como mexicana el estar lejos y venir a alabarla, aquí en Suecia. Y me da mucha alegría compartir esto no solo con mexicanos sino con gente latina que la quiere y la adopta como su madre y como su virgen”, señaló Laura Leal, feligrés mexicana.

Cada 12 de diciembre, la Iglesia Católica celebra las apariciones de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego en el cerro del Tepeyac en 1531. Desde entonces, la devoción mariana ha trascendido de las fronteras mexicana, convirtiéndose en una devoción universal. Por eso, millones de fieles católicos acuden con fe y amor a la Virgen Morena en busca de consuelo.