Canadá lanza programa piloto para dar residencia a trabajadores indocumentados

Por Oscar Vigil

Toronto, Canadá. Por el momento, los alcances del programa son pocos, ya que únicamente va dirigido a los trabajadores indocumentados de la construcción que viven en el Área del Gran Toronto (GTA), pero los resultados que se obtengan de este servirán para implementar un programa mas grande y amplio que ayude a las comunidades inmigrante de todo el país, aseguran los políticos locales.

Este microprograma, que entró en vigor el pasado 29 de julio y que funciona bajo el nombre de “Programa de Política Pública Temporal para Trabajadores de la Construcción sin Status en el Área Metropolitana de Toronto (Temporary Public Policy for Out-of-Status Construction Workers in the Greater Toronto Area, GTA), únicamente ayudará a 500 trabajadores indocumentados de la construcción.

Sin embargo, las expectativas que ha generado son grandes, sobre todo si se toma en cuenta que la lucha por un programa de regularización para las personas que viven sin estatus migratorio en Canadá se ha estado realizando desde hace cerca de dos décadas al interior de la comunidad latinoamericana.

La Diputada Federal Julie Dzerowicz, del Partido Liberal actualmente en el poder, fue una de las personas que promovió el programa. Ella representa uno de los distritos electorales de Toronto, Davenport, y dice que desde que llegó al cargo hace ya casi cuatro años, han sido muchas las personas que se le han acercado buscando ayuda porque tienen familiares sin estatus que han trabajado más de 10 años en el país, que han pagado impuestos, han construido toda una vida y andan en busca de una solución a su problema migratorio.

Pero también, dice, son muchas las pequeñas empresas y sindicatos que han hablado con ella diciéndole que no pueden llenar los puestos de trabajo que tienen, tanto de trabajadores calificados como también de no calificados, porque no hay suficiente fuerza laboral en el mercado.

“Y me han dicho claramente que muchas de estas plazas están siendo llenadas con personas sin estatus, ya que muchos de esos trabajadores comenzaron a trabajar de manera legal, pero con el tiempo quedaron como indocumentados porque perdieron el estatus que tenían”, explica.

Es así como llegó la iniciativa de crear este microprograma, con la idea de comenzar con los trabajadores de la construcción para explorar luego las otras industrias.

“Queremos saber cuáles son las necesidades, quiénes están aplicando. La idea es ayudar a los trabajadores y a sus familias, es un experimento en marcha para nosotros”, apunta.

El programa va dirigido para los trabajadores indocumentados de la construcción del GTA, y para poder calificar deben haber estado en Canadá por más de cinco años, tener un trabajo en la industria de la construcción en el GTA, tener un nivel 4 o mayor de idioma (inglés o francés), tener familia en Canadá, no tener récord criminal y haber pagado impuestos durante toda su estadía en el país.

La diputada explica que las solicitudes para calificar en el microprograma se deben canalizar a través del Congreso Laboral Canadiense (Canadian Labour Congress, CLC), una organización nacional que tiene muchos asociados en la industria de la construcción en el GTA, pero aclara que la persona interesada no tiene que ser miembro de ningún sindicato de trabajadores.

“Este proyecto debe ser parte de un programa más grande del gobierno federal, que defina qué trabajadores con qué tipo de habilidades necesitamos en Canadá, así como también qué trabajadores con qué tipo de habilidades tenemos. (Porque) debemos tener un mecanismo apropiado para los trabajadores no calificados, para los calificados y para los semi calificados, y que puedan aplicar desde sus países de origen”, explica.

Para finalizar, la diputada Dzerowicz, cuya madre es de origen mexicano, puso su caso personal como ejemplo: “Yo soy hija de un trabajador calificado y de una trabajadora no calificada, ¡y ellos produjeron una miembro del Parlamento federal! ¡Esta es la gente que está contribuyendo a Canadá!”, apuntó.