16 agosto, 2022

Biden y Harris suenan esperanzadores en medio del “tsunami político” en Washington, D.C.

Vicepresidenta Kamala Harris. Foto: Cortesía.

María T. Morales

Hoy, los Estados Unidos de América comienzan una nueva era marcada con mucha esperanza, pese a múltiples acontecimientos históricos que atraviesa la nación especialmente en el campo político- económico y de salud ante la pandemia COVID-19.

El presidente número 46, Joe Biden, en su discurso de toma de posesión llamó a la unidad de todos los estadounidenses y reafirmó que “la democracia ha ganado”.

Presidente electo Joe Biden. Foto: Cortesía.

Aunque la  inauguración de su mandato estuvo marcada por la militarización de la capital de la nación, ausencia de multitudes e invitados especiales, la calidez que vivieron los presentes iluminó el frente del Capitolio, en contraste con el fatídico pasado 6 de enero, cuando fue asaltado por seguidores del expresidente Donald Trump.

‘’Este es un día de la democracia, un día de historia y esperanza de renovación y resolución a través de un crisol para los siglos” expresó el mandatario.

Agregó que esta es una gran nación, somos buena gente. Y a lo largo de los siglos, a través de tormentas y conflictos, en paz y en guerras, hemos llegado tan lejos. Pero aún nos queda mucho por hacer”.

VIcepresidente Kamala Harris. Foto: Cortesía.

El mandatario recordó algunas de las tormentas que cruza la nación tales como la pandemia de la COVId-19, la crisis laboral relacionada con la misma y el racismo.

Asimismo, “el auge del extremismo político, la supremacía blanca, el terrorismo interno que debemos enfrentar y derrotaremos” expresó.

“El sueño de justicia para todos ya no será aplazado” sentenció el mandatario.

Aunque su discurso se centró en la unidad, el presidente también aseguró que el trabajo en el Ejecutivo no será tan fácil. “La batalla  es perenne y la victoria nunca está asegurada”, dijo.