Avanzan preparativos para ceremonia de beatificación del padre Rutilio Grande y sus compañeros mártires

La fecha para llevar a cabo la beatificación está definida para el 22 de enero de 2022, en San Salvador, y la misma fue autorizada por el Papa Francisco.

Por Luis Alberto López

El Salvador –  Los preparativos avanzan  para la ceremonia de Beatificación del Padre Rutilio Grande y sus dos acompañantes Manuel Solórzano y Nelson Rutilio, quienes fueron asesinados el 12 de marzo de 1977 en El Paisnal, al norte de San Salvador. También será beatificado el padre italiano Cosme Spessotto, quien también fue asesinado en 1980 en San Juan Nonualco, departamento de La Paz.

La ceremonia se realizará el sábado 22 de enero de 2022 en la plaza al Divino Salvador del Mundo, lugar donde también fue beatificado Monseñor Oscar Arnulfo Romero un 23 de mayo de 2015.

Para el acto de beatificación, el Papa Francisco delegó al cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez, para que presida la celebración que allanaría el camino para que cuatro mártires más suban a los máximos altares de la iglesia católica, sumándose así a San Óscar Arnulfo Romero, quien fue canonizado en octubre de 2018 por el mismo Papa.

El proceso de beatificación, ya recibó el visto bueno por parte del Papa Francisco desde de 2020, cuando autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos a promulgar los decretos necesarios que dieron paso a que, tanto el sacerdote Rutilio Grande como sus dos compañeros de martirio se conviertan en beatos este año.

El teólogo Rodolfo Cardenal, citado por el Vaticano News, medio oficial de la Santa Sede, afirma que “el futuro beato Rutilio Grande es siempre un referente en la lucha por la justicia y por los derechos humanos en El Salvador”, y agrega que “Rutilio está muy asociado a monseñor Romero y son referentes clave para la iglesia salvadoreña”.

Los organizadores de la ceremonia, que se realizará, aún cuando la pandemia del Covid-19 no ha cesado, han compartido las imágenes del diseño del templete que será instalado al aire libre.

Han contemplado las medidas de bioseguridad para prevenir más contagios del coronavirus, aunque en El Salvador la gran mayoría de la población se encuentra vacunada contra el Covid-19 y los casos reportados ha disminuido sustancialmente en las últimas semanas.

Las autoridades de la Iglesia Católica salvadoreña esperan la llegada de invitados nacionales e internacionales, así como una amplia cobertura de la prensa y la participación de la población en general, aunque habrá limitaciones para el ingreso, sin embargo la ceremonia oficial será transmitida en vivo por los medios de comunicación y redes sociales.