Alimentación, trabajo y salud: los derechos más vulnerados durante la pandemia en El Salvador.

Por Yaneth Estrada

La salud, alimentación y trabajo fueron los derechos más vulnerados durante la pandemia por COVID-19 reveló una encuesta realizada a 84 comunidades por la Alianza Ciudadana contra la Privatización de la Salud y el Foro Nacional de Salud (FNS) en El Salvador.

A nivel de salud hubo negación a los establecimientos, bienes y servicios de salud, negligencia médica, abandono a los usuarios y desabastecimiento de medicamentos y exceso de uso de la fuerza al utilizar a personal de la Fuerza Armada de El Salvador para realizar labores de control y cercos sanitarios.

La población más pobre es la que sufre violaciones según las organizaciones. Fotografía: Pixabay.

También entre los 9 derechos más vulnerados están: el derecho a participar en la toma decisiones, el derecho de acceso a recibir información pública, el derecho a la integridad personal.

El derecho a la seguridad personal y ciudadana, el derecho a la salud, derecho a la alimentación, derecho a la educación y la cultura, derecho al acceso al agua y derecho a una vida libre de violencia contra la mujer.

Lamentan que muchas personas no tengan acceso a servicios básicos. Fotografía: Pixabay

Las recomendaciones respectivas

Por otra parte, algunas recomendaciones de Alianza Ciudadana contra la Privatización de la Salud y el Foro Nacional de Salud (FNS) sobre la gestión por COVID-19 son: mejorar la transparencia del GOES en manejo de datos oficiales, en este punto coinciden otras instancias como el Colegio Médico de El Salvador (COLMED) y Sindicatos de Médicos y Trabajadores de Salud.

Además, los expertos recomendaron la divulgación de resultados, en el ejercicio de contraloría social, el compartir información con medios locales y nacionales, instaron al Gobierno y Asamblea, ya que a pesar de la emergencia sanitaria, no se deben suprimir derechos fundamentales, así como a las instituciones públicas a tener una planificación, documentos, y ejecución.

Al MINSAL la recomendación fue a salir a las comunidades para contar la transmisión del virus, para ganarle la batalla al COVID-19.

Finalmente consideraron importante instar al MINSAL a fortalecer la atención primaria de salud, respetar las decisiones de la Sala de lo Constitucional y evitar hacer llamadas de aliento a la PNC y Fuerza Armada de El Salvador.