4 febrero, 2023

Alguaciles estadounidenses capturan en El Salvador a uno de  los 15 fugitivos más buscados

En ese momento, era la recompensa más grande ofrecida por un fugitivo en la lista de los 15 más buscados del Servicio de Alguaciles de EE. UU. McLeod será deportado a San Diego para enfrentar los cargos en su contra.

Redacción Voz de la Diáspora

Washington, DC – El fugitivo número 15 más buscado de los alguaciles estadounidenses, Raymond McLeod, de 37 años, buscado por el Departamento de Policía de San Diego por el asesinato en 2016 de Krystal Mitchell, de 30 años, fue detenido el lunes por la tarde por las autoridades policiales salvadoreñas sin incidentes. 

McLeod confirmó su identidad a miembros del equipo de Alguaciles de los EE. UU. y miembros de la Embajada de los EE. UU., quienes estaban en el terreno con la policía local y nacional de El Salvador cuando lo detuvieron alrededor de las 4:30 p. m. (Pacífico). Las autoridades habían recibido un aviso de que McLeod había estado enseñando inglés en una escuela en Sonsonate.

“Estoy extremadamente complacido de escuchar la noticia del arresto de Raymond McLeod sin incidentes”, dijo el director de los US Marshals, Ronald Davis. “Esperamos sinceramente que su captura brinde algo de alivio a la familia de Krystal Mitchell, especialmente a su madre, Josephine Wentzel, quien ha trabajado tan diligentemente con las fuerzas del orden en los últimos años para ver llegar este día de justicia”.

El 10 de junio de 2016, los agentes de policía de San Diego respondieron a una llamada al 911 de una mujer que no respiraba en un apartamento en la cuadra 7600 de Mission Gorge Road en San Diego, California.

La mujer, luego identificada como Krystal Mitchell, de 30 años, de Phoenix, Arizona, fue declarada muerta en el lugar por los médicos. Los detectives de la Unidad de Homicidios del Departamento de Policía de San Diego respondieron a la escena y descubrieron signos de lucha.

Determinaron que Mitchell fue vista con vida por última vez con su novio McLeod. Mitchell y McLeod, también de Phoenix, habían estado en San Diego visitando a unos amigos. La Oficina del Fiscal de Distrito de San Diego acusó a McLeod de asesinato y se emitió una orden de arresto contra él.

En diciembre de 2016, las autoridades locales pidieron a los alguaciles estadounidenses que se unieran a la persecución y dirigieran la investigación del fugitivo de McLeod.

Los alguaciles estadounidenses y la policía de San Diego dijeron en ese momento que creían que McLeod huyó a través de México hacia Centroamérica después de la muerte de Mitchell. Sus últimas ubicaciones reportadas fueron en Belice en 2018 y Guatemala en 2017.

Los alguaciles de EE.UU. intensificaron la búsqueda del exmarine convertido en sospechoso de asesinato en abril de 2021, ofreciendo una recompensa de hasta $50,000 dólares por información que conduzca a su captura.

En ese momento, era la recompensa más grande ofrecida por un fugitivo en la lista de los 15 más buscados del Servicio de Alguaciles de EE. UU. McLeod será deportado a San Diego para enfrentar los cargos en su contra.