Afganos llegarán a Texas y Wisconsin

Foto: Cortesía.
Por María T. Morales

Estados Unidos recibirá a miles de afganos que huyen de su país tras la toma del grupo extremista talibán que amenaza con imponer un estado radical islámico.

Mujeres y niños, según reportes  de organizaciones que velan por los derechos humanos, son las principales víctimas de este grupo radical que amenaza con restringir, aún más, el acceso al derecho a la salud, trabajo y  educación.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos informó que miles de refugiados afganos serán recibidos en las instalaciones de Fort Bliss, en Texas, así como en Fort Mccoy, en Wisconsin.

Los Afganos quienes colaboraron y trabajaron para los Estados Unidos en Afganistán, son considerados como traidores a la patria, por lo que sus vidas y las de sus familias corren peligro. Ellos podrían recibir visas especiales de inmigración conocidas como SIV.

Más de 550 mil afganos sufren por un desplazamiento interno provocado por el conflicto e inseguridad, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

De ellos, el 80% son mujeres y niños, según el informe que, además llamó a los estados a detener los retornos forzados de afganos, aun cuando se haya determinado previamente que no necesitaban protección.

La noticia del gobierno estadounidense parece dar respuesta al llamado de auxilio que la organización Human Right Watch emitió hace unos días tras alertar que “En Afganistán, miles de vidas están en juego”.