Aerolíneas de Latinoamérica y el Caribe perderían $15 mil millones por crisis sanitaria en 2020, según IATA

Foto IG: @jftalvarez.
Redacción Voz de la Diáspora

Las líneas aéreas de Latinoamérica y el Caribe perderán unos $15 mil millones en ingresos en 2020 por el cierre de fronteras, y la cancelación masiva de vuelos a raíz de las medidas impuestas por los países para contener el brote de coronavirus, dijo el vicepresidente Regional de las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) por sus siglas en inglés, Peter Cerdá.

“Si observamos a las líneas aéreas basadas en América Latina y el Caribe las pérdidas de ingresos equivalen a 15 mil millones de dólares y una reducción de demanda (de pasajeros) del 41%, eso comparando a 2019”, afirmó el lunes durante una conferencia de prensa virtual.

Esas proyecciones podrían variar de acuerdo al tiempo que se prolonguen las restricciones al transporte aéreo, cuyo impacto a nivel mundial la IATA lo ha estimado en unos $252 mil millones para toda la industria este año, según Cerdá.

Cerdá afirmó que dado a que la situación es “crítica” será vital que los gobiernos establezcan medidas o paquetes económicos para apoyar a las aerolíneas siguiendo los de países como Estados Unidos, Brasil, y Colombia ante la posibilidad de que algunas quiebren por falta de liquidez.

“…es una posibilidad cuanto más tiempo se extienda la crisis global el mayor riesgo que hay es que habrá líneas aéreas que no tienen la caja que requieren para sostener la operación parada…”, aseguró el ejecutivo.

Agregó que al inicio de 2020 la mayoría de las aerolíneas tenían liquidez para dos y tres meses, y que “muy pocas compañías tienen una caja fuerte que puedan sostener más de seis meses una operación completamente parada…”

En general, IATA estima “que la industria de la aviación a nivel mundial podría sufrir una severa crisis de liquidez de hasta 61,000 millones de dólares en el segundo trimestre”, sostuvo Peter Cerdá.

Cerdá dijo que la propagación del COVID-19 prácticamente ha paralizado el tráfico aéreo a nivel mundial, presentando un desafío sin precedentes para la aviación, el turismo y el comercio.

Buscan apoyo del gobierno panameño

La IATA estimó que a raíz de la pandemia los ingresos del sector en Panamá caerán más de $700 millones en 2020 comparado con el año previo, lo que constituye un duro golpe al país cuya conectividad aérea es vital para el crecimiento de la economía.

Según las previsiones como consecuencia de la crisis del COVID-19, la contribución del sector al PIB de Panamá podría bajar unos 4,600 millones de dólares, y colocar en riesgo hasta 12,000 empleos directos y 126,000 indirectos.

En ese contexto, el ejecutivo aseguró que si bien las líneas aéreas de forma proactiva adoptaron medidas de emergencia para reducir el impacto económico en sus compañías, la gravedad de la situación hace imperioso el apoyo del gobierno para salvaguardar la liquidez que permita a las líneas aéreas sobrevivir a la crisis.

“Sin medidas de alivio inmediatas, las aerolíneas que hoy operan en Panamá no estarán en condiciones de continuar sus operaciones en los niveles anteriores a la crisis, o en el peor caso, podrían dejar de existir por completo…”, dijo Cerdá.

El transporte aéreo es una de las piedras angulares de la economía de Panamá, apoyando a una cadena de valor que incluye PYMES, corporaciones y multinacionales, y una gran variedad de sectores como la hotelería e instalaciones turísticas.

De hecho, la industria del transporte aéreo en Panamá aporta 8,500 millones de dólares al PIB del país y sostiene unos 238,000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Foto cortesía: Copa Airlines.