ACNUR: Desplazamiento forzado supera 100 millones de personas por primera vez en la historia

La cantidad de personas que fueron forzadas a abandonar sus hogares superó los 100 millones en el mundo por primera vez en la historia como consecuencia de los conflictos, violencia, violaciones a derechos humanos y persecución.

Redacción Voz de la Diáspora

Suiza – En los últimos años el desplazamiento forzado alcanzó niveles peligrosos con cifras históricas que deben “despertar conciencias” para emprender más acciones que promuevan la paz y aborden las causas del problema, señaló Filippo Grandi, Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados.

La cantidad de personas que fueron forzadas a abandonar sus hogares superó los 100 millones en el mundo por primera vez en la historia como consecuencia de los conflictos, violencia, violaciones a derechos humanos y persecución.

La guerra en Ucrania, y en algunas regiones de África empeoraron la situación, dijo la Agencia de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Cien millones es una cifra brutal, tan trascendente como alarmante. Es un récord al que nunca se debería de haber llegado”, afirmó Grandi, tras destacar que la situación “debe despertar conciencias para resolver y prevenir conflictos destructivos, poner fin a la persecución y abordar los factores que hacen que personas inocentes deban abandonar sus hogares”.

El organismo de la ONU dijo que la situación empeoró este año con la guerra en Ucrania que desató el desplazamiento interno de unos ocho millones de personas, y más de seis millones que han abandonado el país para buscar refugio desde febrero pasado cuando se registraron los primeros ataques rusos.

“Esta nueva cifra de desplazamiento forzado equivale a más del 1% de la población mundial y se podría equiparar al decimocuarto país más poblado del mundo”, explicó ACNUR en cuyos datos incluye refugiados y solicitantes de asilo, como a 53,2 millones de personas desplazadas por conflictos dentro de sus propios países.

En medio de la crisis migratoria mundial, ACNUR dijo que a casi tres años de pandemia algunos países mantienen su decisión de rechazar las solicitudes de asilo en parte por las restricciones sanitarias.

 “Insto a los Estados que siguen aplicando estas restricciones a que las levanten de la manera más urgente, para que las personas puedan buscar seguridad y protección”, expresó Grandi.

En el pico de la pandemia más de 100 países empezaron a aplicar medidas restrictivas para la admisión de solicitantes de asilo, si bien la situación ha mejorado unos 20 países limitan el acceso al asilo por motivos relacionados con la COVID-19, y otros 17 niegan por razones que no parecen estar vinculadas de forma directa, agregó ACNUR.