Barcelona continúa cercada y bajo disturbios por protestas

Fotos VD: Meggie Rodríguez.
Redacción Voz de la Diáspora y Héctor Murcia

La huelga general en Cataluña, convocada por los sindicatos independentistas para protestar por la sentencia del “procés”, contra nueve líderes de este movimiento tiene bloqueada a Barcelona.

Desde tempranas horas del viernes, medios locales, residentes y las redes sociales reportan que todos los accesos a las calles que dan a la ciudad están completamente cerrados por los manifestantes.

Reportes oficiales indican que 18 carreteras que dan acceso a Barcelona fueron bloqueadas desde temprano. Mientras que a las 7:00 de la noche, hora local, aún permanecían 15 carreteras bloqueadas.

La Guardia Urbana de Barcelona, reportó que unas 525 mil personas se concentraron en el acto central de la huelga general. Entre los asistentes, también hay grupos de manifestantes denominados “Marcha por la libertad”, que proceden de cinco puntos de Catalunya (Girona, Tarragona, Vic, Lleida y Casteldefels) y que arribaron a la capital catalana al mediodía.

Meggie Rodríguez, reportó desde Barcelona a Voz de la Diáspora que la Rambla de Cataluña, la Gran Vía, el Paseo de Gracia, la Calle Aragón y el resto de calles perpendiculares a la ciudad, están bloqueadas.

Además, los comercios y restaurantes del centro de la ciudad, visitada por miles de turistas, cerraron sus puertas después del mediodía.

Según reportes locales, la huelga ha iniciado a las 00.00 horas del viernes. Y estaba previsto que el acto central se llevara a cabo a las 5:00 p.m. en los Jardines de Gracias, sin embargo, por la cantidad de gente tuvo que trasladarse a las cercanías de Plaça Catalunya.

Una manifestación alternativa y violenta se ha realizado en Vía Laietana.

Aunque se dijo que la concentración sería pacífica, la jornada se tornó violenta y ya se reportan enfrentamientos entre manifestantes y policías. Según algunas personas, la Policía Nacinoal hizo disparos de balas de goma, para intentar controlar a los manifestantes.

Los servicios del transporte público de la ciudad se redujeron considerablemente, principalmente en el metro. Cientos de personas esperaron por mucho tiempo para poder regresar a sus hogares.

La noche del jueves, las autoridades reportaron varios altercados entre grupos de manifestante y la policía, que dejaron unas 42 personas heridas y 16 detenidos, según el Ministerio del Interior.

Las protestas en Barcelona, iniciaron el lunes pasado, luego que el Tribunal Supremo, sentenciara con entre nueve y 13 años de cárcel a varios líderes independentistas catalanes.

Según el Tribunal, estos líderes cometieron sedición en el rol que jugaron en el referéndum de independencia en 2017, calificado por el gobierno español, como ilegal.

Estación del metro de Barcelona abarrotada de usuarios el viernes por la tarde.
Foto VD: Meggie Rodríguez.