Abbott prohíbe exigir vacuna anticovid a empleados gubernamentales

Foto: María T. Morales

Por María T. Morales

Estados Unidos – Nuevamente, Gregg Abbott, gobernador de Texas emitió una orden ejecutiva con la que frena toda probabilidad de que empleados del gobierno sean obligados a inocularse contra la pandemia de la COVID-19.

El mandatario local, un acérrimo detractor del uso de mascarilla así como de la obligatoriedad de la vacuna anticovid, recientemente se contagió del virus y debió ser tratado con terapias monoclonales.

Anteriormente, Abbott firmó una orden en el mismo sentido, según él porque ninguna vacuna había sido aprobada de forma definitiva.

Pero, lo cierto es que, a pesar de que la vacuna de Pfizer fue recientemente aprobada, en su totalidad, por la Administración de Alimentos y Drogas, nuevamente su orden ejecutiva cae en contradicción a la ciencia.

Científicos de la salud insisten en que, por el momento, la única manera de frenar el avance de la pandemia es la vacuna, y a más resistencia a esta, el mundo necesitará mucho más tiempo se necesitara para controlarla.