17 agosto, 2022

A 40 años de la masacre El Mozote y el caso continúa generando divisiones en fuego cruzado de discursos

40° Aniversario de Masacre El Mozote en El Salvador
La conocida como “Masacre El Mozote”, ocurrido entre el 11 y el 13 de diciembre de 1981, en la que en un operativo militar masacraron a cerca de mil pobladores civiles de la zona, entre ellos niños y mujeres embarazadas.
Redacción Voz de la Diáspora

El Salvador – En eventos y días separados, instituciones de Derechos Humanos, algunos diplomáticos, sobrevivientes, familiares de víctimas y el gobierno de El Salvador, conmemoraron el aniversario número 40 de la conocida como “Masacre El Mozote”, ocurrido entre el 11 y el 13 de diciembre de 1981, en la que en un operativo militar masacraron a cerca de mil pobladores civiles de la zona, entre ellos niños y mujeres embarazadas.

Este domingo el Procurador de Derechos Humanos Apolonio Tobar, en un acto simbólico en el Monumento a la Memoria y la Verdad, ubicado en el Parque Cuscatlán en San Salvador, reiteró el llamado para hacer justicia.

“Además en un acto de rechazo a la impunidad, a la violencia y al diálogo confrontativo”, expresó el funcionario y agregó que es importante que se asuman los compromisos necesarios para que las víctimas puedan contar por fin con reparación, con acceso a la verdad y con garantías de no repetición.

En este evento no gubernamental, también participó el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en El Salvador Brendan O’Brien, quien manifestó la importancia de hacer justicia, además anunció que como gobierno estadounidense ha colaborado en la digitalización de los expedientes del caso y que han entregado a petición del tribunal expedientes desclasificados del caso El Mozote, en posesión de Estados Unidos y continuarán entregando más documentos.

Uno de los familiares de víctimas Andrés Romero, recordó ese trágico momento, “A mí me mataron a mi esposa y a mis cuatro hijos, me secuestraron a mis dos hijos pequeños y a mí me torturaron, por eso pido justicia y reparación de víctimas, no quiero que haya más tapaderas en este caso y que se diga la verdad”, expresó don Andrés.

Acto oficial

Un día antes, el sábado 10 de diciembre, sin mayores anuncios el presidente de la República Nayib Bukele, participo en un acto en el centro histórico donde se perpetró la masacre en la que no fueron invitados dirigentes y organizaciones que por años han dado seguimiento a este caso.

Es la segunda ocasión que el mandatario llega al lugar, ahora hizo un recuento de las obras de reparación hacia las víctimas y sus familiares que han realizado como gobierno, entre ellas construcción y mejoramiento de infraestructura, al tiempo que anunció otros programas que implementaran el próximo año en la que invertirán $32.4 millones

No dejó inadvertido el llamado a los pobladores sobre el “aprovechamiento” que dirigentes de ONG y gobiernos anteriores han sacado de esta tragedia para su propio beneficio sin que los verdaderos familiares de las víctimas hayan mejorado sus condiciones de vida, aseveraciones que fueron criticadas y rechazadas por representantes de Derechos Humanos y organizaciones que han acompañado a las víctimas y sus familiares para lograr verdad, justicia y reparación.

Caso de trascendencia internacional

A la Masacre El Mozote, se le considera no solo el mayor acto de violencia contra población civil cometida por agentes gubernamentales, durante la Guerra Civil de El Salvador (1980-1992), sino también la peor masacre del hemisferio occidental en tiempos modernos.

En 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humano (CIDH) ordenó al Estado salvadoreño medidas de reparación. Sin embargo, hasta la fecha aún quedan procesos pendientes.