UE aprueba presupuesto italiano para 2019

0
202
Foto: @Palazzo_Chigi
Por Engelberto Maldonado

La Unión Europea (UE) aprobó el presupuesto de Italia, dejándola libre de sanciones, según lo confirmó este día la Comisión Económica Europea con sede en Bruselas.

Aunque funcionarios del gobierno italiano dieron a conocer la noticia en horas de la noche, se esperaba la confirmación del ente rector internacional.

La aprobación fue dada luego de un largo e intenso proceso que iniciaron ambas partes, después de que el gobierno de la península presentara un presupuesto con un déficit muy alto (2.4), en el que se identificaban pocos recursos para la inversión y gasto corriente, incrementado principalmente por el salario de ciudadanía y la reforma de pensiones.

En cuanto al salario de ciudadanía, la propuesta plantea dar un monto de 780 euros mensuales a los italianos sin empleo. Se calcula que los beneficiados serán unos cinco millones.

En lo relacionado a la pensión, la propuesta brinda la posibilidad de que las personas con 38 años de labores, llamado “cuota 100%”, puedan optar por una pensión y no esperar a cumplir 67 años de edad como lo establecía la reforma del gobierno técnico en el 2011. Esta reforma evitó una crisis económica, debido a la falta de pago en la que estaba por caer el estado italiano.

Foto: @Palazzo_Chigi

Las negociaciones iniciadas desde el viernes pasado, modificaron la propuesta presupuestaria, pese a que los dos partidos que gobiernan Italia, Movimiento 5 Estrellas y La Lega, alzaban el tono afirmando no retroceder ni un centímetro.

Con las amenazas de sanciones y las duras palabras del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, quien hasta el momento parecía a la sombra de los líderes de los dos partidos gobernantes, este tomó protagonismo y se trasladó a Bruselas con su ministro de Economía, Giovanni Tria para negociar y evitar la sanción.

Foto: @Palazzo_Chigi

Por su parte, los analistas aseguran que además del trabajo de Conte, influyeron las protestas de los “chalecos amarillos” en Francia, que obligaron al presidente Emmanuel Macron a mantener los precios de los combustibles, subsidiar el transporte público y anunciar un incremento del salario mínimo de 100 euros.

Con dichas medidas, el gobierno francés también excedía el déficit en más de 5 puntos de lo tolerado por la Comisión Europea. De ahí, que los líderes de los partidos en el gobierno italiano intensificaron el reclamo, argumentando que no pueden existir hijos e hijastros de Europa.