Trump continúa presionando a los demócratas para que aprueben el financiamiento del muro

0
167
Redacción Voz de la Diáspora

En un discurso pronunciado esta noche, desde la oficina Oval en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos Donald Trump presionó a los demócratas para aprobar el financiamiento para la construcción del muro en la frontera.

En su intervención en cadena nacional, Trump señaló que hay una crisis en la frontera sur y que un muro es la única solución.

Después de 18 días de cierre parcial del gobierno de Estados Unidos, las negociaciones entre el presidente y el nuevo liderazgo demócrata no han avanzado.

Trump insistió en que el gobierno continúa cerrado, debido a que los demócratas no quieren financiar la seguridad fronteriza. “La única solución es que los demócratas aprueben una ley de gastos que defienda nuestras fronteras y reabra el gobierno. La situación podría solucionarse en una reunión de 45 minutos”, afirmó.

Trump manifestó en su discurso que todos los estadounidenses sufren por la inmigración ilegal no controlada.

También reconoció la violencia que enfrentan los inmigrantes en tránsito hacia Estados Unidos. “Una de cada tres mujeres son agredidas sexualmente en el peligroso viaje a través de México. Las mujeres y los niños son las víctimas más grandes de nuestro sistema roto. Esta es la trágica realidad de la inmigración ilegal en nuestra frontera sur”, argumentó.

Se especulaba que en su discurso, el presidente declararía una emergencia nacional como medida para financiar el muro. Sin embargo, esto no ocurrió.

Como una defensa al financiamiento, aseveró que el nuevo acuerdo comercial con México pagaría por el muro.

Trump anunció que este miércoles se reanudarán las conversaciones con el liderazgo demócrata.

Demócratas responden al discurso de Trump

El senador Chuck Schumer habló inmediatamente después del discurso del presidente estadounidense. “Separe el cierre del gobierno de los argumentos sobre la seguridad fronteriza”, respondió.

Detalló que hay una legislación bipartidista, apoyada por demócratas y republicanos, para reabrir el gobierno y permitir que continúe el debate sobre la seguridad fronteriza. “No hay excusa para herir a millones de estadounidenses por una diferencia política”, dijo.

Schumer estaba acompañado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “No gobernamos por una rabieta”, sostuvo Schumer.

Mientras que Nancy Pelosi añadió: “El presidente Trump debe dejar de mantener como rehén al pueblo estadounidense, debe dejar de fabricar una crisis y debe volver a abrir el gobierno”.