Estados Unidos pide sancionar a gobernadores venezolanos por bloquear ingreso de ayuda humanitaria

Redacción Voz de la Diáspora

Estados Unidos pidió el lunes sancionar a cuatro gobernadores venezolanos e incrementar la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro, por bloquear el ingreso de la ayuda humanitaria enviada por la Comunidad Internacional el sábado pasado.

«Los intentos del ilégitimo régimen de Maduro de bloquear la ayuda humanitaria, destinada al pueblo venezolano, son vergonzosos. El Departamento del Tesoro está sancionando a cuatro gobernadores estatales, alineados con el expresidente Maduro por frenar la asistencia humanitaria, gravemente necesitada», dijo el secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin.

El sábado pasado, varios puntos de la frontera venezolana entre Colombia y Brasil, se convirtieron en campos de batallas, en donde perdieron la vida dos personas y 285 resultaron heridas, luego del intento fallido de ingresar más de 30 camiones con ayuda humanitaria por grupos aliados al autonombrado presidente Juan Guaidó.

Pero la crisis se produjo cuando grupos armados bloquearon el paso de caravanas que transportaban alimentos y medicinas desde Colombia, destinados a miles de venezolanos afectados por la escacez de productos básicos.

A raíz de esta situación, Estados Unidos decidió incluir a cuatro gobernadores en la lista de sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) “por bloquear” la ayuda, “exacerbando de esta manera la continua crisis humanitaria causada por el régimen ilegítimo de Maduro”, según un informe oficial estadounidense.

Mnuchin, reiteró el apoyo del país norteramericano al autoproclamado presidente, Juan Guaidó, y abogó por “…el restablecimiento de un gobierno democráticamente elegido por los venezolanos».

A las sanciones de Estados Unidos, también se sumó la condena del Grupo de Lima formado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, que el lunes tuvo que sesionar en Bogotá, junto al vicepresidente norteamericano, Mike Pence, para evaluar su posición tras los incidentes violentos del fin de semana.

Los presidentes de este grupo, acordaron reforzar su apoyo a la gestión de Guaidó. Además, condenaron los incidentes en las fronteras entre Venezuela con Colombia y Brasil, y llamaron a la Comunidad Internacional a apoyar el compromiso del Grupo con la transición democrática y la inmediata provisión de asistencia humanitaria, adhiriéndose a la Declaración de Ottawa por Venezuela.

Los miembros de este grupo, también decidieron impulsar la designación por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de un experto independiente o una comisión que investigue la situación en Venezuela, en seguimiento a la preocupación por “las graves violaciones de los derechos humanos en el contexto de una crisis…”.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela recordó que el Grupo de Lima ha consensuado esfuerzos diplomáticos para la salida pacífica a la crisis y citó la necesidad de realizar elecciones libres para elegir a un nuevo gobernante a fin de solventar la crisis, cuyo impacto se extiende a la región.

El Grupo de Lima ha sido determinante en el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino, respaldado en la actualidad por unos 50 países.

El presidente panameño, llamó a las naciones que respaldan a Guiadó, incluida la Unión Europea, Japón, Israel y Estados Unidos, para que “consoliden un solo frente” para presionar la salida del régimen de Maduro.

Varela aseguró que es vital “…buscar un consenso internacional para que Venezuela pueda recuperar la ruta de la democracia, la libertad y la prosperidad de su pueblo, se controle la hiperinflación y se reconcilie el país con el sector privado…”.