Centenares de migrantes se entregan al unísono en la frontera de El Paso en busca de refugio

0
191
Por Diego Murcia

La patrulla fronteriza de El Paso, Texas, ha tomado bajo su custodia a más de 700 migrantes durante la noche del martes y la madrugada del miércoles de esta semana. Este es el grupo más grande de personas indocumentadas que se ha entregado de forma voluntaria a las autoridades migratorias estadounidenses en los últimos meses.

Junto a la marabunta, migración identificó a dos delincuentes sexuales removidos del país anteriormente, a los que se le negó la entrada.

Estos grupos, como muchos otros antes, están compuestos principalmente por familias centroamericanas y jóvenes no acompañados.

Las entregas y posteriores detenciones se realizaron por grupos. El primero, un total de 112 extranjeros ilegales, fue identificado en el muro fronterizo cerca del centro de la ciudad, justo después de la medianoche. Casi al mismo tiempo, los agentes que trabajaban más al este estaban procesando a un grupo de 252 extranjeros detenidos en la frontera al oeste de Bowie High School.

A lo largo de la mañana, varios grupos más pequeños también llegaron a múltiples sectores a lo largo de la frontera en el área metropolitana de El Paso. En solo unas pocas horas, el número total de personas detenidas superó las 500 almas. Un niño de 2 años, no acompañado, también fue encontrado en uno de los grupos. La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos está trabajando actualmente con agencias nacionales e internacionales para ubicar a los padres del menor.

Mientras lidiaban con esta afluencia de extranjeros ilegales, los agentes migratorios arrestaron a los dos delincuentes sexuales condenados, que intentaban ingresar al país aprovechando la confusión que la llegada de estos contingentes de migrantes provocó en la frontera. Ambos sujetos fueron arrestados al ser identificados. Los detenidos habían sido condenados por sus delitos sexuales, y habían pasado tiempo en la cárcel antes de ser deportados de los Estados Unidos.

Agentes en el lejano este del Condado de El Paso, también arrestaron a un grupo de seis, en el que se descubrió que un sujeto, ciudadano estadounidense de 28 años de edad, autoproclamado miembro de una pandilla carcelaria, tenía una orden de detención federal pendiente por motivo de fuga. El sujeto tiene un largo historial criminal, y fue remitido a la custodia del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos. Los otros cinco detenidos están siendo procesados ​​en consecuencia.

El martes, CBP publicó datos que detallan el número récord de detenciones de unidades familiares inadmisibles en toda la frontera. Los datos mostraron el mayor aumento en el sector de El Paso, donde los grupos familiares aumentaron un 1,689% en comparación con el mismo período del año pasado.